Amnesty IconsAmnesty IconsAmnesty IconsAmnesty IconsAmnesty IconsAmnesty IconsAmnesty IconsAmnesty IconsAmnesty IconsAmnesty IconsAmnesty IconsAmnesty IconsAmnesty IconsAmnesty IconsAmnesty IconsAmnesty IconsAmnesty IconsAmnesty IconsAmnesty IconsAmnesty IconsAmnesty IconsAmnesty IconsAmnesty IconsAmnesty IconsAmnesty IconsAmnesty IconsAmnesty IconsAmnesty IconsAmnesty IconsAmnesty IconsAmnesty IconsAmnesty IconsAmnesty IconsAmnesty IconsAmnesty IconsAmnesty IconsAmnesty IconsAmnesty IconsAmnesty IconsAmnesty IconsAmnesty IconsAmnesty IconsAmnesty IconsAmnesty IconsAmnesty IconsCovid IconsCovid IconsCovid IconsCovid IconsCovid IconsCovid Icons
Actuamos por los derechos humanos
en todo el mundo
Acciones sociales ante el descontento social

Blog

Acciones sociales por un mundo mejor

Por Amnistía Internacional,

Vivimos en un mundo donde los derechos humanos no están garantizados. Por desgracia, estos últimos meses venimos observando cómo distintos gobiernos han adoptado líneas de acción que amenazan o vulneran los derechos humanos en distintas partes del mundo. El derecho a la salud, el derecho a la libertad de expresión, los derechos de las mujeres o el derecho a manifestarse están siendo amenazados, pero cuando se unen las personas para protestar contra las injusticias, se puede revertir la situación convirtiendo este mundo en un lugar mejor.

La protesta social es una parte fundamental y necesaria para conseguir el cambio que nos permita mejorar el mundo. Es un instrumento poderoso a la hora de reivindicar los derechos de la ciudadanía ante las instituciones de poder, y su potencial de cambio trasciende las fronteras. Sin embargo, gran parte de los regímenes políticos consideran este potencial como una amenaza, precisamente por su capacidad de impacto para contestar al poder y por ello es perseguido en todo el mundo.

Acciones sociales e individuales por un mundo mejor

Manifestación de Black Lives Matter en Viena © Christopher Glanzl/Amnesty International Austria 

La protesta articulada desde la sociedad civil ha conseguido numerosos avances a lo largo de la historia que han contribuido a un mundo mejor. Ha sido fundamental en la lucha contra la desigualdad racial en Estados Unidos, con ejemplos tan destacados como Rosa Parks, Martin Luther King o el movimiento Black Lives Matter, en la lucha de los derechos de las y los trabajadores, el derecho de las mujeres a votar en las elecciones… y un larguísimo etcétera.

“Cuando se unen las personas para protestar contra las injusticias, se puede revertir la situación haciendo del mundo un lugar mejor.”

En el tiempo que llevo colaborando con Amnistía Internacional me han quedado claras dos cosas: una es que la organización no permanece impasible ante el retroceso de los derechos humanos y la segunda, la certeza de que, en épocas en las que el descontento social se hace cada vez más tangible, es necesario pasar a la acción, porque solo las acciones colectivas de miles, cientos de miles, millones de personas, logra mejorar el mundo. Unirnos para protestar y reivindicar un mundo más justo es el principal instrumento de presión de la sociedad civil para actuar contra la injusticia y luchar por nuestros derechos. Si estás de acuerdo y piensas que es necesario tomar cartas en el asunto, sigue leyendo.

Estas son algunas de las causas abiertas que reflejan la urgencia de seguir actuando por un mundo más justo y humano.

Alto el fuego en Gaza e Israel

La población civil palestina padece las consecuencias del conflicto con Israel

En el distrito de Huzaa, en Jan Yunis (Gaza), la población civil palestina lucha contra las duras condiciones climáticas del frío, se enfrentan a recursos limitados y a circunstancias difíciles. © Mohamad Zaanoun / Middle East Images vía AFP vía Getty Images

El recrudecimiento sin precedentes del conflicto entre Israel y Hamás, así como otros grupos armados, ha tenido consecuencias devastadoras para la población civil. El número de víctimas es alarmante, con innumerables vidas afectadas de manera trágica y drástica. Cada día que transcurre se agudiza la crisis humanitaria.

En la Franja de Gaza, las fatalidades continúan aumentando, dejando decenas de miles de víctimas, en su mayoría mujeres y menores. Un preocupante tercio de estas son niños y niñas, y miles de cuerpos permanecen sepultados bajo los escombros. La población de 2.2 millones de habitantes en Gaza enfrenta desplazamiento forzado, inseguridad y sufrimiento. A esto añadimos un asedio implacable que bloquea el acceso a agua, alimentos, medicamentos y combustible que sume a los gazatíes en una dramática lucha por sobrevivir.

Es imperativo un alto el fuego inmediato y duradero que ponga fin a los ataques ilegítimos, detenga la creciente cifra de muertes y permita la entrada urgente de ayuda humanitaria, agua, suministros médicos, combustible y materiales esenciales para los hospitales. Este alto el fuego también abriría la puerta a negociaciones para la liberación de rehenes y a investigaciones independientes sobre crímenes de guerra, poniendo fin a la impunidad.

¡Dale fuerza a nuestra causa con tu firma!

Defiende la atención primaria. Tu salud está en juego

Acciones sociales: defiende la atención primaria

Profesionales de la sanidad asisten a una manifestación para exigir la mejora del sistema sanitario público español en Madrid, el lunes 29 de junio de 2020. © AP Photo/Bernat Armangue

En los últimos años, las autoridades sanitarias, tanto a nivel central como autonómico, han enfatizado sobre la importancia de fortalecer la Atención Primaria. Sin embargo la mayoría de los presupuestos autonómicos siguen sin cumplir con la promesa de un refuerzo significativo en su financiación. La inversión destinada a la Atención Primaria en las distintas comunidades autónomas, según datos desglosados, apenas alcanza el 14,7%, muy por debajo del 25% recomendado por la Organización Mundial de la Salud (OMS). Este incumplimiento constituye una falta en la obligación inmediata de asegurar una mejora constante y sostenida en el acceso al derecho a la salud.

Colectivos y profesionales que defienden el derecho a la salud se han unido y llevan tiempo movilizándose con manifestaciones y acciones colectivas para exigir que cambie esta situación y reivindicar una Atención Primaria de calidad. Desde Amnistía Internacional también instamos a las fuerzas políticas a comprometerse con el fortalecimiento de la Atención Primaria y solicitamos una evaluación exhaustiva de las medidas adoptadas durante la pandemia, con el objetivo de garantizar que todas las personas puedan disfrutar de este derecho mediante un sistema sanitario público y de calidad.

¡Hazte escuchar firmando ahora mismo!

Irán: Narges Mohammadi, en peligro

Acciones sociales para luchar por los defensores y defensoras de derechos humanos

Narges Mohammadi, Premio Nobel de la Paz en 2023. © Private

El Premio Nobel de la Paz es uno de los honores más prestigiosos del mundo, otorgado a personas y organizaciones que han trabajado incansablemente para promover la paz y los derechos humanos en un mundo marcado por la conflictividad y la injusticia. En 2023, el Comité Nobel eligió a la destacada activista iraní Narges Mohammadi, reconociendo su valiente compromiso con la defensa de los derechos humanos y su incansable lucha por la justicia, la libertad y la igualdad en un país marcado por la opresión y la represión.

Narges Mohammadi fue galardonada el 23 de octubre de 2023 y tanto solo unos días más tarde, el 6 de noviembre, inició una huelga de hambre como protesta por la falta de atención médica que estaba recibiendo. A pesar de las pruebas que indicaban la urgencia de la angioplastia que necesitaba, el traslado se pospuso por querer obligarla a ir con velo. Finalmente la llevaron sin que cumpliera esta imposición y le realizaron la cirugía que necesitaba, pero ese mismo día regresó a prisión en contra de las recomendaciones médicas.

Las autoridades iraníes están utilizando la vida de Narges Mohammadi como un mensaje intimidatorio para aquellas personas que buscan defender los derechos humanos en el país. Es hora de exigir su liberación inmediata y pedir que la gente que lucha por un mundo mejor no sea perseguida por ello! ¡Ayúdanos con tu firma!

Talibanes: no castiguen a las mujeres que protestan

Las mujeres en Afganistán son víctimas de violaciones de derechos humanos. Se necesitan acciones sociales para evitarlo

Un mural de mujeres con la inscripción "Las mujeres afganas no callarán más" en una calle de Kabul. © Wakil Kohsar / AFP vía Getty Images

Desde la llegada de los talibanes al poder en agosto de 2021, se han emprendido represalias contra las mujeres que se oponen a sus políticas crueles y restrictivas. Estas mujeres han sufrido arrestos arbitrarios, desapariciones forzadas y torturas.

Un ejemplo flagrante es el caso de Manizha Seddiqi, defensora de los derechos humanos y miembro activo del Movimiento Espontáneo de Mujeres Afganas. Fue víctima de desaparición forzada hasta que se supo que estaba bajo la custodia de los talibanes, en la prisión de Pol Charkhi. Manizha no ha sido acusada formalmente, sin embargo se le ha negado el acceso a asesoría legal y carece de visitas regulares de su familia. Su vida corre peligro, ya que existe la posibilidad de que sea sometida a torturas y otros abusos mientras permanece bajo custodia.

Es imperativo que la liberación de esta defensora de los derechos humanos se lleve a cabo de manera inmediata y sin condiciones. Únete firmando esta petición para presionar a la Dirección General de Inteligencia de Afganistán y exige el cese de estas violaciones de derechos humanos.

¡Dale fuerza a nuestra causa con tu firma!

Pena de muerte en Japón: la historia de Iwao Hakamada

Iwao Hakamada merece justicia. Actuamos para conseguirlo

Iwao Hakamada sostiene un cartel en el que da las gracias a Amnistía Internacional. © AI

Iwao Hakamada, un hombre japonés de 87 años, ostenta el triste récord de ser la persona que ha permanecido durante más tiempo en el corredor de la muerte, acusado de un asesinato que siempre ha negado.

Hace 55 años, Hakamada fue condenado a muerte basándose en una "confesión" obtenida mediante tortura u otros malos tratos, junto con pruebas que muy probablemente fueron "fabricadas". Estas no son meras afirmaciones de Amnistía Internacional, sino conclusiones del Tribunal Superior de Tokio. A pesar de ello, la Fiscalía no ha retirado los cargos contra Hakamada y ello ha llevado a la convocatoria de un nuevo juicio.

El inicio de este nuevo juicio es inminente y desde Amnistía Internacional pedimos ayuda para instar a las autoridades japonesas a que garanticen se protegen los derechos humanos y la dignidad de Iwao Hakamada.

¡Participa activamente firmando nuestra petición!

 

Mejorar el mundo es una tarea que nos concierne a todas las personas y unirnos para protestar ante las injusticias es una herramienta a nuestro alcance para conseguirlo.

¡Anímate y aporta tu grano de arena! ¡Cada acción social, cada persona cuenta!

 

Contigo somos independientes

Amnistía Internacional lo forman personas que defienden una humanidad justa y libre alrededor del mundo. Personas como tú, que creen en nuestro trabajo. Por eso, si tú también defiendes los derechos humanos, te necesitamos para seguir siendo independientes. Puedes hacerlo desde aquí en menos de un minuto, con cuotas a partir de 4 € al mes.

Nos mantenemos firmes con nuestros principios: no aceptamos ni una sola subvención de ningún gobierno, ni donaciones de partidos políticos.

Haz posible nuestra independencia.