Actuamos por los derechos humanos
en todo el mundo

Buscar
  • Blog
Una mujer muestra el signo de la victoria mientras se manifiesta en Jartum. © Ashraf Shazly/AFP a través de Getty Images

Los logros de Amnistía Internacional en 2019

Por Amnistía Internacional, 

En una época en que la desigualdad, la injusticia y el discurso de odio parecen predominar más que nunca en todo el planeta, no sería reprochable pensar que 2019 ha sido un mal año para los derechos humanos. Sin embargo, también ha habido muchos logros importantes. Activistas de todo el mundo se han movilizado para dar un paso adelante y luchar en favor de nuestros derechos humanos, y gracias a su infatigable trabajo de campaña hemos conseguido avances sorprendentes. Aquí enumeramos algunos.

Aborto en Irlanda

Marcha multitudinaria en Irlanda para cambiar la ley del aborto. © Amnistía Internacional Irlanda

Enero

Tras un histórico referéndum en mayo de 2018 que supuso un gran triunfo para los derechos de las mujeres, al fin hubo servicios legales de aborto a disposición de las mujeres en Irlanda. Era el resultado del esfuerzo activista realizado durante años, por Amnistía Internacional entre otros, para promover un diálogo potente que ayudara a catalizar el debate sobre el aborto en Irlanda. Ese esfuerzo finalmente condujo a una mayor protección de las personas que necesitan servicios de aborto allí y allanó el camino para un avance igualmente inspirador en Irlanda del Norte más adelante en el año.

Como tributo a Julián Carrillo, defensor de los derechos medioambientales asesinado en octubre de 2018, publicamos Entre balas y olvido, un documento sobre la falta de protección del gobierno mexicano a los defensores y defensoras del medio ambiente. Sólo unas horas después de la publicación, dos personas sospechosas de su asesinato fueron detenidas, lo que demuestra el efecto inmediato que la organización puede tener sobre la justicia.

El Parlamento de Angola aprobó una reforma del Código Penal para eliminar una disposición que, según la interpretación general, penalizaba las relaciones entre personas del mismo sexo. El Parlamento fue incluso más lejos y penalizó la discriminación de las personas por su orientación sexual, convirtiendo al país en el primero que tomaba esta decisión en 2019 y que adoptaba una medida tan radical y esperanzadora en África.

Protesta contra Arabia Saudí

Activistas de Amnistía Internacional piden la puesta en libertad de defensoras y defensores de los derechos humanos encarcelados en Arabia Saudí. © Pierre Crom

Febrero

Tras pasar 76 días detenido en Tailandia, el futbolista refugiado y destacado crítico pacífico de las autoridades bahreiníes, Hakeem al Araibi pudo regresar a su casa en Melbourne el 12 de febrero. Nacido en Bahréin, el futbolista había sido detenido a su llegada a Bangkok el 27 de noviembre de 2018 debido a una notificación roja cursada por error por la Interpol, y corría el riesgo de ser extraditado a su país natal. La campaña iniciada por Amnistía Internacional y otros grupos para pedir su libertad, creció hasta convertirse en el movimiento #SaveHakeem (Salvar a Hakeem). La campaña, en la que participaron futbolistas, deportistas olímpicos y celebridades, abarcó tres continentes y atrajo el apoyo de más de 165.000 personas.

A raíz de la atención internacional y las acciones de Amnistía Internacional, las autoridades saudíes anularon una petición de la fiscalía para que la activista saudí Israa al Ghomgham fuera ejecutada por cargos relacionados con su participación pacífica en protestas. Israa aún se enfrenta a una pena de prisión, por lo que seguimos haciendo campaña en favor de su liberación inmediata e incondicional.

Gulzar Duishenova

Gulzar Duishenova llevaba años defendiendo los derechos de las personas con discapacidad en su país, Kirguistán. En marzo de 2019, su país firmó la Convención ssobre los Derechos de las Personas con Discapacidad. © Particular

Marzo

La concentración con motivo del Día Internacional de la Mujer organizada por la defensora de los derechos humanos Vitalina Koval en Uzhgorod, oeste de Ucrania,  se desarrolló pacíficamente y contó con la protección de la policía. El acto marcó un gran cambio en la región, ya que las mismas concentraciones organizadas por Koval en años anteriores habían sufrido ataques de grupos ultraderechistas y la policía no había tomado medidas para proteger de la violencia a las participantes.

Tras la publicación del informe de investigación de Amnistía Internacional The Hidden US War in Somalia: Civilian Casualties from Air Strikes in Lower Shabelle, AFRICOM admitió por primera vez que sus ataques aéreos habían matado o herido a civiles en Somalia y salieron a la luz documentos militares estadounidenses que confirmaban que las autoridades de Estados Unidos conocían otras denuncias sobre víctimas mortales causadas por muchos de sus ataques aéreos en Somalia.

Gulzar Duishenova llevaba años defendiendo los derechos de las personas con discapacidad en su país, Kirguistán. En marzo de 2019, su persistencia se vio recompensada cuando Kirguistán al fin firmó la Convención sobre los Derechos de las Personas con Discapacidad. Simpatizantes de Amnistía enviaron casi un cuarto de millón de mensajes para apoyarla.

Y, en Irak, sólo unos días después de que Amnistía y otras ONG dieran la voz de alarma sobre un proyecto de ley de delitos informáticos que socavaría gravemente la libertad de expresión en el país, el Parlamento iraquí decidió retirarlo, lo que nos confirmó que “nuestros motivos de preocupación habían sido escuchados”.

Esther Kiobel contra Shell

Esther Kiobel lleva 20 años pidiendo justicia por la ejecución arbitraria de su esposo en Nigeria. Se enfrenta a una de las compañías petroleras más grandes del mundo, Shell, en una lucha final por la justicia. © Amnistía Internacional

Abril

En abril triunfó el amor cuando el tribunal administrativo de apelación levantó la prohibición general de actos LGBTI en Ankara.Es un día memorable para las personas LGBTI en Turquía y una victoria enorme para el activismo en favor de sus derechos. El amor ha triunfado una vez más”, afirmó Fotis Filippou, director de Campañas de Amnistía Internacional para Europa.

El Tribunal de Distrito de La Haya dictó una sentencia provisional a favor de Esther Kiobely tres mujeres más que se enfrentaban a Shell, una de las mayores empresas petroleras del mundo, en su lucha por la justicia. Esther ha perseguido a la empresa durante más de 20 años por el papel que, según afirma, desempeñó en la ejecución arbitraria de su esposo en Nigeria. Amnistía Internacional compartió más de 30.000 mensajes de solidaridad con Esther Kiobel y está apoyando su causa, Kiobel contra Shell, en La Haya. En octubre de 2019, como resultado de esta vista, el tribunal oyó por primera vez las declaraciones de personas que acusan a Shell de haberles ofrecido sobornos para que prestaran falsos testimonios. Estos testimonios condujeron a la condena a muerte y ejecución de “los nueve ogonis”, entre ellos el esposo de Esther Kiobel.

El presidente de Guinea Ecuatorial, Teodoro Obiang Nguema, anunció que su gobierno aprobaría legislación destinada a abolir la pena de muerte.

Marriage Equality Taiwan

Manifestación en Taiwán a favor de la legalización del matrimonio entre personas del mismo sexo. © Amnistía Internacional Taiwán

Mayo

Taiwán se convirtió en el primer lugar de Asia que legalizaba el matrimonio entre personas del mismo sexo con la aprobación de una ley histórica el 17 de mayo; las primeras bodas entre personas del mismo sexo se celebraron el 24 de ese mismo mes. Amnistía Internacional llevaba muchos años haciendo campaña junto con grupos de defensa de los derechos de las personas LGBTI en Taiwán para lograr este resultado. Ahora estamos trabajando para acabar con todas las formas de discriminación de las personas LGBTI en Taiwán.

Qatar prometió más reformas en su legislación laboral antes de la Copa Mundial de Fútbol de 2022. La presión respecto a los derechos humanos influyó en la decisión de la FIFA de abandonar los planes de ampliar a 48 equipos la Copa Mundial de Qatar 2022, lo que habría significado añadir nuevos países anfitriones en la región. Amnistía Internacional trabajó junto con una coalición de ONG, sindicatos y grupos de aficionados y jugadores para llamar la atención sobre los riesgos de la ampliación para los derechos humanos, incluida la difícil situación de los trabajadores migrantes que participaban en la construcción de las nuevas infraestructuras.

Sexo sin consentimiento es violación

Manifestación en Dinamarca para que se reconozca que el sexo sin consentimiento es violación. © Jonas Persson

Junio

La activista por el cambio climático Greta Thunberg y el movimiento escolar Fridays for Future recibieron el premio Embajadora de Conciencia de Amnistía Internacional en 2019. El movimiento fue iniciado por Greta, adolescente sueca que en agosto de 2018 decidió faltar a clase todos los viernes para ir a protestar ante la sede del Parlamento sueco hasta que se adopten medidas más enérgicas para combatir el cambio climático.

Grecia aprobó legislación para reconocer que el sexo sin consentimiento constituye violación, una decisión que debía haber tomado hace mucho tiempo, y el gobierno de Dinamarca se comprometió a hacer lo mismo. Este avance da testimonio de la persistencia y valentía mostrada por sobrevivientes y activistas durante muchos años, y crea verdadero impulso en toda Europa tras el análisis de Amnistía Internacional en 2018 sobre legislación anticuada en 31 países europeos y otros obstáculos con que se encuentran quienes han sobrevivido a la violación para obtener justicia.

Desde el 1 de junio de 2019, los métodos anticonceptivos y las consultas médicas de planificación familiar ya son gratuitas en Burkina Faso. Este cambio se vio como una respuesta a la petición y el manifiesto de derechos humanos que hicimos en 2015 con motivo de la campaña Mi Cuerpo Mis Derechos para pedir que se adoptaran estas medidas. Una vez eliminados los obstáculos económicos, las mujeres de Burkina Faso ahora tienen mejor acceso al control de la natalidad y mayor capacidad de decidir sobre sus cuerpos.

Dragonfly

Activistas de Amnistía Internacional España celebraron un acto frente a las oficinas de Google en Madrid pidiendo el fin del proyecto Dragonfly. © Amnistía Internacional

Julio

El 22 de julio, día histórico e inspirador para el activismo de derechos humanos, el Parlamento británico aprobó en votación una ley histórica que legalizaba el matrimonio entre personas del mismo sexo en Irlanda del Norte. Asimismo, esta ley obligaba al gobierno británico a reformar la legislación sobre el aborto en Irlanda del Norte, incluida su despenalización si el ejecutivo norirlandés no había vuelto a constituirse en el plazo de tres meses.

También en julio, en una sesión del Congreso de Estados Unidos, un alto ejecutivo de Google ofreció la confirmación más clara hasta el momento de que la empresa había “cancelado” el proyecto Dragonfly, su programa secreto para desarrollar un motor de búsqueda que facilitaría al gobierno chino la vigilancia represiva y la censura de Internet. Sucedió tras la campaña de Amnistía Internacional para la retirada del proyecto Dragonfly (#DropDragonfly) y las protestas de cientos de miembros del personal de Google.

El defensor de los derechos humanos y destacado líder palestino beduino Sheikh Sayyah Abu Mdeighim al Turi, de 70 años,  fue liberado de una cárcel de Israel el 22 de julio tras pasar siete meses en detención por pedir que se protejan los derechos y las tierras de la población beduina. Sheikh Sayyah dio las gracias a Amnistía Internacional y a todas las personas que habían actuado en su favor: “Muchas gracias por haber defendido los derechos de mi pueblo y la protección de nuestra tierra. El tiempo que pasé en prisión, sentí y oí alto y claro su apoyo, que significó muchísimo para mí”.

Arabía Saudí

En Arabia Saudí hay mujeres en la cárcel por defender sus derechos, como Loujain al-Hathloul (en la foto). Amnistía Internacional hace campaña por ella y por otras destacadas defensoras de los derechos humanos recluidas en cárceles del país © Marieke Wijntjes

Agosto

El bloguero mauritano Mohamed Mkhaïtir, condenado a muerte y recluido arbitrariamente durante más de cinco años tras publicar un blog sobre la discriminación basada en la casta, finalmente quedó en libertad.

En agosto, Arabia Saudí anunció importantes reformas que suavizarían algunas de las graves restricciones impuestas a las mujeres por su represivo sistema de tutela masculina, entre ellas el reconocimiento del derecho a obtener un pasaporte que les permitiera viajar sin el permiso de un tutor masculino. Los cambios también incluyen el reconocimiento del derecho de las mujeres a registrar matrimonios, divorcios, nacimientos y fallecimientos, y a solicitar el libro de familia. Aunque consideramos muy positivos estos cambios, todavía hay en prisión personas que hacen campaña en favor de los derechos de las mujeres, y debemos hacer cuanto podamos para luchar por su libertad.

Ahmed H

Acto de Amnistía Internacional pidiendo la puesta en libertad de Ahmed H. © Ede Istvan Judt

Septiembre

El ciudadano sirio Ahmed H. al fin ha podido volver a casa, tras haber estado encarcelado y después recluido en un centro de detención para inmigrantes en Hungría durante más de cuatro años. Había sido detenido por cargos de terrorismo tras verse atrapado en enfrentamientos armados en la frontera húngara. En aquel momento estaba ayudando a sus ancianos progenitores, que habían huido de Siria y estaban entrando en Hungría como refugiados. Nada menos que 24.000 personas se sumaron a la campaña #BringAhmedHome, en la que se pedía a Chipre que le permitiera volver con su familia.

Un tribunal de Túnez absolvió a la activista de18 años Maissa al Oueslati de cargos falsos que podían haberle acarreado hasta cuatro años de cárcel. Maissa y su hermano, de 16 años, habían sido detenidos arbitrariamente por la policía ese mismo mes por grabar a un manifestante que amenazaba con prenderse fuego frente a una comisaría de policía.

Matrimonio igualitario Irlanda del Norte

Manifestación a favor del matrimonio entre personas del mismo sexo celebrada en Irlanda del Norte. © Brendan Harkin/Love Equality

Octubre

A medianoche del martes 22 de octubre de 2019, tras un intento de última hora de echar atrás el proyecto de ley por el Partido Unionista Democrático, el matrimonio entre personas del mismo sexo quedó legalizado en Irlanda del Norte, mientras que el aborto fue despenalizado. Todas las actuaciones penales fueron sobreseídas, incluido el proceso abierto contra una madre por comprar píldoras abortivas por Internet para su hija de 15 años.

Grainne Teggart, responsable de campañas de Amnistía Internacional para Irlanda del Norte, dijo que era el comienzo de una nueva época para el país, donde ya no habrá leyes opresivas que controlen los cuerpos y la atención a la salud de las personas. “Al fin nuestros derechos humanos se trasladan al siglo XXI. Esto acabará con el sufrimiento de infinidad de personas. Ya podemos mirar hacia delante, hacia un futuro más igualitario y compasivo, con nuestras decisiones respetadas".

Scott Warren

Scott Warren fue declarado inocente por un tribunal de Arizona de cargos relacionados con ayudar a personas migrantes en la frontera de México con Estados Unidos. Scott fue caso de Amnistía Internacional. © Alli Jarrar/ Amnesty International

Noviembre

El kurdo iraní Behrouz Boochani, refugiado y periodista galardonado, llegó a Nueva Zelanda para asistir a un evento especial organizado por WORD Christchurch con un visado para visitantes auspiciado por Amnistía Internacional. Era la primera vez que Boochani, conocido por su labor informativa sobre abusos contra los derechos humanos en los centros de detención para inmigrantes del gobierno australiano, ponía un pie fuera de Papúa Nueva Guinea desde su detención en la isla papú de Manus en 2014.

Scott Warren, voluntario humanitario, fue declarado inocente por un tribunal de Arizona de cargos relacionados con ayudar a personas migrantes en la frontera de México con Estados Unidos. En un caso parecido, Pierre Mumber, guía de montaña francés que había ofrecido té caliente y ropa de abrigo a cuatro solicitantes de asilo de África Occidental en los Alpes, fue absuelto de “facilitar la entrada irregular en el país”.

El gobierno sudanés derogó las leyes de orden público, que regulaban, entre otras cosas, la presencia de las mujeres en los espacios públicos. Estas leyes otorgaban a la policía amplios poderes para detener a cualquier persona, y en particular a las mujeres que bailaban en fiestas, vendían en las calles o mendigaban.

Marinel Subook

Marinel Sumook Ubaldo tenía 16 años cuando sobrevivió al tifón Yolanda. Desde entonces lucha contra el cambio climático en Filipinas. © Eloisa Lopez/Amnesty International

Diciembre

Alberto Fernández fue proclamado presidente de Argentina el 10 de diciembre. Como presidente electo, Fernández anunció que presionaría en favor de la legalización del aborto en cuanto tomara posesión de su cargo, diciendo: “es un problema de salud pública que debemos resolver".

La Comisión de Derechos Humanos de Filipinas comunicó que se podían exigir responsabilidades a 47 importantes empresas de combustibles fósiles y emisoras de carbono por la violación de los derechos de la ciudadanía a través de los daños causados por el cambio climático. Esta decisión histórica allana el camino para entablar más litigios, e incluso investigaciones penales, que podrían obligar a las empresas del sector de los combustibles fósiles y otros grandes emisores de agentes contaminantes a pagar indemnizaciones por daños y perjuicios, o llevar a sus directivos a prisión por daños relacionados con el cambio climático.

El Tribunal de Justicia de la Comunidad Económica de Estados del África Occidental (CEDEAO) rechazó la prohibición de que las niñas embarazadas se presenten a exámenes y asistan a las escuelas públicas impuesta en 2015 por el gobierno de Sierra Leona y ordenó revocar la norma con efecto inmediato.