Actuamos por los derechos humanos
en todo el mundo

Buscar

Amnistía Internacional pide a Irán que ponga fin a las ejecuciones de menores delincuentes

Londres.- Amnistía Internacional ha instado hoy a las autoridades judiciales de Irán a que suspendan las ejecuciones de menores de edad.

 

La organización de derechos humanos ha expresado su preocupación ante los informes que indican que el 25 de enero de 2004, en Ilam, en la región occidental de Irán, se ejecutó a Mohammad Mohammadzadeh, de 21 años, al que se le imputaba un asesinato cometido hace cuatro años, cuando tenía 17. Se trata, por tanto, de la ejecución de una persona que contaba menos de 18 años en el momento de cometerse el delito por el que fue condenada.

 

Según los informes, ésta es la octava ejecución de un menor en Irán desde el año 1990.

 

Amnistía Internacional ve con preocupación que esta ejecución se llevó a cabo tras la aprobación por el Parlamento iraní, en diciembre de 2003, de una ley que creaba tribunales especiales para menores en la que, al eliminarse la posibilidad de que se ejecutara a menores, se armonizaba la legislación de Irán con las disposiciones del derecho internacional.

 

Amnistía Internacional señaló que el hecho de que se haya ejecutado a Mohammad Mohammadzadeh exige que el Consejo de Guardianes —el órgano supremo legislativo iraní— ratifique de inmediato esta medida legislativa, que debe aplicarse con carácter de urgente a fin de impedir que se produzcan más ejecuciones de menores en el país.

 

Información General

El 21 de enero de 2004 Amnistía Internacional lanzó la campaña mundial “No a la ejecución de menores” con el objetivo de poner fin a esta vergonzoso práctica antes de que termine el año 2005. Aparte de Irán, la organización ha documentado ejecuciones de menores en otros siete países desde 1990: Arabia Saudí, China, Estados Unidos, Nigeria, Pakistán, la República Democrática del Congo y Yemen. Los ciudadanos que lo deseen pueden escribir directamente a los gobiernos que aplican la pena de muerte a menores a través de la página web: www.es.amnesty.org para mostrar su rechazo.