Amnesty IconsAmnesty IconsAmnesty IconsAmnesty IconsAmnesty IconsAmnesty IconsAmnesty IconsAmnesty IconsAmnesty IconsAmnesty IconsAmnesty IconsAmnesty IconsAmnesty IconsAmnesty IconsAmnesty IconsAmnesty IconsAmnesty IconsAmnesty IconsAmnesty IconsAmnesty IconsAmnesty IconsAmnesty IconsAmnesty IconsAmnesty IconsAmnesty IconsAmnesty IconsAmnesty IconsAmnesty IconsAmnesty IconsAmnesty IconsAmnesty IconsAmnesty IconsAmnesty IconsAmnesty IconsAmnesty IconsAmnesty IconsAmnesty IconsAmnesty IconsAmnesty IconsAmnesty IconsAmnesty IconsAmnesty IconsAmnesty IconsAmnesty IconsAmnesty IconsCovid IconsCovid IconsCovid IconsCovid IconsCovid IconsCovid Icons
Actuamos por los derechos humanos
en todo el mundo

Irán: cuatro hombres en peligro de ejecución por participar en protestas

 Abbas Deris
Abbas Deris

Actualización (8 de febrero de 2024): Acabamos de conocer un nuevo caso de ejecución inminente: el de Abbas Deris. Está acusado de participar en la muerte de un agente de las fuerzas de seguridad iraníes durante una manifestación en 2019, algo que él ha negado reiteradamente. No ha tenido acceso a un abogado, su juicio fue injusto, sufrió tortura, malos tratos y amenazas contra su familia. En enero el Tribunal Supremo de Irán rechazó una revisión de su caso y podrían ejecutarlo en cualquier momento.

Al menos cuatro iraníes más están en riesgo de ser ejecutados por participar en las manifestaciones en favor de los derechos de las mujeres en Irán.

Manouchehr Mehman Navaz, Mansour Dahmardeh, Mojahed (Abbas) Kourkouri y Reza (Gholamreza) Rasaei han sido torturados para forzar su confesión, juzgados en juicios injustos, acusados de cargos como “enemistad con Dios” o “corrupción en la tierra”.

Podrían seguir la horrible suerte de los ocho hombres ejecutados ya en relación con el levantamiento popular iniciado tras la muerte bajo custodia de la joven kurda Mahsa (Zhina) Amini en septiembre de 2022. Mohammad Ghobadlou, de 23 años y que también estaba condenado a muerte, fue ahorcado el pasado 23 de enero, convirtiéndose en la novena persona ejecutada en relación a las protestas del movimiento “Mujer, Vida, Libertad”.

Las autoridades iraníes usan la pena de muerte como instrumento de represión política contra manifestantes y disidentes para infundir terror. Durante el año 2023 se multiplicó el número de condenas y ejecuciones: solo en noviembre, 115 personas fueron ejecutadas.

Firma para pedir a las autoridades iraníes que detengan este baño de sangre.

¡Firma!

Firma la petición

Ayúdanos a llegar a 70.000

Firma y enviaremos esta petición en tu nombre A las autoridades iraníes.

Completa el siguiente formulario:

Al participar en esta acción aceptas la política de privacidad