Actuamos por los derechos humanos
en todo el mundo

USA: El presidente Trump debe condenar la violencia racista y de supremacía blanca

Proud Boys en Oregón, 22 de agosto de 2020. REUTERS/Maranie Staab

Anoche, el presidente Donald Trump no condenó a los grupos supremacistas blancos, y en lugar de eso dijo a Proud Boys que “dieran un paso atrás y esperaran”. Como respuesta, Ernest Coverson, director de la campaña de Amnistía Internacional Estados Unidos para poner fin a la violencia con arma de fuego, publicó la siguiente declaración:

“Anoche, el presidente Trump dio un nuevo toque de silbato a Proud Boys, un grupo al que el FBI ha clasificado como ‘organización extremista’. Por decepcionante y espantoso que sea, no resulta sorprendente: el presidente Trump ha explotado la intolerancia desde el primer día, situando a las personas ordinarias en un mayor riesgo de violencia y acoso a manos de los supremacistas blancos”.

“La constante negativa del presidente Trump a denunciar el odio racial y étnico solo ha servido para envalentonar a quienes desean normalizar la discriminación. Hemos presenciado cómo se utilizan los sentimientos de supremacía blanca, racismo, xenofobia, antisemitismo, antimusulmanes, misoginia y anti LGBTQ para aumentar la discriminación contra unas comunidades ya de por sí marginadas. El hecho de que no se haga rendir cuentas a quienes cometen o alientan esta retórica del odio o apartan la vista ante ella no hace más que agravar el problema.”

La constante negativa de Trump a denunciar el odio racial y étnico solo ha servido para envalentonar a quienes desean normalizar la discriminación

Ernest Coverson, Amnistía Internacional

“Con un sistema que permite un acceso prácticamente sin trabas a las armas de fuego, la retórica del presidente convierte esa situación en mucho más peligrosa y potencialmente violenta. Hace tan sólo unas semanas, en Kenosha, Wisconsin, presenciamos los trágicos resultados de lo que sucede cuando las autoridades no garantizan la seguridad de quienes son blanco de la ideología de odio de la supremacía blanca. El derecho de manifestación no debe utilizarse como licencia para intimidar, acosar y causar daño a otras personas.”

Amnistía Internacional Estados Unidos observará muy de cerca lo que suceda en las próximas cuatro semanas y se mantendrá alerta respecto a las protestas y los incidentes de violencia, que probablemente se verán espoleados por el tipo de retórica escuchada al presidente Trump. Amenazar a manifestantes pacíficos e instar a la intimidación contra el derecho a expresar tu opinión política es inadmisible, y no se tolerará.

Contenidos relacionados