Amnesty IconsAmnesty IconsAmnesty IconsAmnesty IconsAmnesty IconsAmnesty IconsAmnesty IconsAmnesty IconsAmnesty IconsAmnesty IconsAmnesty IconsAmnesty IconsAmnesty IconsAmnesty IconsAmnesty IconsAmnesty IconsAmnesty IconsAmnesty IconsAmnesty IconsAmnesty IconsAmnesty IconsAmnesty IconsAmnesty IconsAmnesty IconsAmnesty IconsAmnesty IconsAmnesty IconsAmnesty IconsAmnesty IconsAmnesty IconsAmnesty IconsAmnesty IconsAmnesty IconsAmnesty IconsAmnesty IconsAmnesty IconsAmnesty IconsAmnesty IconsAmnesty IconsAmnesty IconsAmnesty IconsAmnesty IconsAmnesty IconsAmnesty IconsAmnesty IconsCovid IconsCovid IconsCovid IconsCovid IconsCovid IconsCovid Icons
Actuamos por los derechos humanos
en todo el mundo

Rusia: Las autoridades detienen a periodistas en un intento de socavar las protestas de las esposas de soldados

Manifestación de esposas de soldados rusos en la guerra en Ucrania
© Contributor/Getty Images
 
Ante la detención de periodistas y activistas durante una manifestación en Moscú el 3 de febrero, que marcaba 500 días desde la primera “movilización parcial” de hombres para combatir en la guerra de Rusia en Ucrania, Natalia Prilutskaya, investigadora de Amnistía Internacional sobre Rusia, ha declarado:
 
“Estas decididas mujeres rusas, que reclaman el regreso de sus maridos desde el frente en Ucrania, han recibido una respuesta ya conocida de las autoridades. A las esposas de los soldados se les prohibió congregarse, al tiempo que la policía detenía, entre otras personas, a periodistas que se encontraban documentando la protesta. Estos actos reflejan la represión constante de la libertad de prensa y del derecho a la reunión pacífica en Rusia, ya que las autoridades tratan de vendar los ojos de la opinión pública.”
 

“Las autoridades deben respetar y hacer valer con urgencia los derechos a la reunión pacífica y a la libertad de expresión, y garantizar que no se arresta de forma arbitraria a las personas que trabajan en los medios de comunicación ni se impide de cualquier otra forma que informen de las protesta

Natalia Prilutskaya, Amnistía Internacional

 
“Las autoridades no han logrado sofocar por completo todas las protestas e informes sobre la disidencia. Sin embargo, las tácticas que utilizan —entre otras, negar el acceso a asistencia letrada, confiscación de teléfonos y equipos de las personas arrestadas y amenazas de enjuiciamientos penales contra periodistas afiliados a organizaciones de medios de comunicación etiquetados como ‘agentes extranjeros’— muestran claramente un intento de reprimir toda cobertura de la disidencia. Las autoridades deben respetar y hacer valer con urgencia los derechos a la reunión pacífica y a la libertad de expresión, y garantizar que no se arresta de forma arbitraria a las personas que trabajan en los medios de comunicación ni se impide de cualquier otra forma que informen de las protestas.”
 
Información complementaria
Según informes, la policía de Moscú detuvo el 3 de febrero a unas 30 personas, la mayoría de ellas periodistas (hombres), incluidos quienes llevaban el chaleco con la inscripción “Press” (Prensa). Los periodistas se encontraban cubriendo la concentración de protesta “500 días de movilización”, organizada por “Camino a Casa”, grupo liderado por esposas de soldados movilizados para la guerra de Rusia contra Ucrania.
 
Al menos un periodista fue interrogado acerca de sus fuentes y se le obligó a firmar una nota aclaratoria bajo la amenaza de ser acusado de “extremismo”, sin que se presentaran cargos formales.
 
Aunque todas las personas, excepto a una, han sido puestas en libertad, las detenciones han socavado considerablemente la cobertura informativa de la concentración.

Contigo somos independientes

Amnistía Internacional lo forman personas que defienden una humanidad justa y libre alrededor del mundo. Personas como tú, que creen en nuestro trabajo. Por eso, si tú también defiendes los derechos humanos, te necesitamos para seguir siendo independientes. Puedes hacerlo desde aquí en menos de un minuto, con cuotas a partir de 4 € al mes.

Nos mantenemos firmes con nuestros principios: no aceptamos ni una sola subvención de ningún gobierno, ni donaciones de partidos políticos.

Haz posible nuestra independencia.