Actuamos por los derechos humanos
en todo el mundo

Buscar

Hong Kong: Se deben investigar los disparos contra los manifestantes

© REUTERS/Tyrone Siu

En declaraciones sobre los disparos de la policía contra dos personas que se manifestaban en Sai Wan Ho la mañana del 11 de noviembre, Man-Kei Tam, , director de Amnistía Internacional Hong Kong, ha manifestado:

“Hoy, la policía de Hong Kong tuvo otra alarmante mala actuación, ha manifestado Amnistía Internacional. Los disparos con munición real efectuados por la policía son una clara prueba de su irresponsable uso de la fuerza. Además, se vio cómo otro policía se precipitaba en moto a toda velocidad contra un grupo de manifestantes. No son medidas de actuación policial: son agentes descontrolados en actitud de represalia.

“Esta conducta generalizada de mano dura demuestra que la policía no puede investigarse a sí misma. Lo que ha ocurrido hoy exige que se abra urgentemente una investigación independiente. Las autoridades deben revisar su enfoque para contribuir a rebajar la tensión y evitar que se pongan en peligro más vidas.

“Policías como el que dispara a bocajarro contra un manifestante aparentemente desarmado deben ser suspendidos de inmediato. El policía que arremete con la moto también demuestra a las claras una conducta irresponsable y arbitraria. Estas conductas ponen en tela de juicio la formación y las órdenes que han recibido los agentes: el despliegue de policías debe tener como objetivo rebajar la tensión en situaciones difíciles de control de multitudes, no empeorarlas.” 

Información complementaria

La mañana del 11 de noviembre se efectuaron en Sai Wan Ho tres descargas de disparos con fuego real. Al menos dos manifestantes fueron alcanzados y tuvieron que ser hospitalizados. Uno de ellos, de 21 años, se encuentra en situación crítica. Imágenes grabadas ese mismo día muestran a otro agente en moto arremetiendo a gran velocidad contra un grupo de manifestantes.

Amnistía Internacional ha documentado reiteradamente las deficiencias de los actuales métodos de actuación de la policía de Hong Kong y ha pedido que se investigue de forma independiente y efectiva el uso de la fuerza por la policía desde que en junio comenzaron las protestas por el proyecto de ley de extradición. Esto incluye denuncias de tortura y otros malos tratos bajo custodia.

El 8 de noviembre, un grupo de expertos extranjeros designados por el Consejo Independiente de Denuncias contra la Policía afirmó que este organismo carece de las facultades, la capacidad de investigación independiente y los recursos necesarios para enfrentarse a la magnitud de las recientes protestas y cumplir las normas internacionales que se exigen a un organismo de vigilancia de la actuación policial que opera en una ciudad que valora las libertades y los derechos.