Actuamos por los derechos humanos
en todo el mundo

Buscar

Filipinas: Votación crítica en la ONU sobre la mortífera “guerra contra las drogas” de la administración Duterte

Policías en la escena de una operación antidrogas. 17 de agosto de 2017. Manila. © AI

El jueves 11 de julio de 2019, el máximo órgano de derechos humanos de la ONU votará una resolución para abordar las violaciones graves de derechos humanos y los crímenes de derecho internacional cometidos en la “guerra contra las drogas” del gobierno de Filipinas.

El lunes, Amnistía Internacional publicó un nuevo informe que revela que la campaña contra la droga del presidente Rodrigo Duterte sigue destruyendo vidas y destrozando comunidades, y que las ejecuciones extrajudiciales cometidas por la policía continúan siendo generalizadas y podrían constituir crímenes de lesa humanidad.

La resolución, presentada por Islandia, ordena a la alta comisionada la entrega de un informe exhaustivo sobre las violaciones de derechos humanos en Filipinas para su estudio ulterior.

Amnistía Internacional pide a los miembros del Consejo de Derechos Humanos de la ONU que apoyen esta resolución, habida cuenta de la gravedad de las violaciones en curso, la total ausencia de rendición de cuentas por miles de homicidios extrajudiciales, y la negativa rotunda del país de cooperar con la ONU o la Corte Penal Internacional (CPI).

“La realidad es que el gobierno de Filipinas ha bloqueado todas las vías para la rendición de cuentas en el país. Durante nuestra investigación, hablamos con familias, testigos, profesionales del derecho y dirigentes religiosos desesperados ante los obstáculos que les impiden pedir justicia; la inexistencia de enjuiciamientos significativos por los miles de homicidios ilegítimos cometidos en los últimos tres años lo demuestra claramente”, dijo Nicholas Bequelin, director regional de Amnistía Internacional para Asia Oriental y el Sureste Asiático.

“Esta resolución sería un paso vital hacia la rendición de cuentas y la justicia para las víctimas de la campaña del gobierno de ejecuciones extrajudiciales y otras violaciones de derechos humanos. Los Estados miembros con voto en el Consejo deben apoyarla y no eludir sus responsabilidades. Está en juego su propia credibilidad”, concluyó Nicholas Bequelin.

Información complementaria

La resolución sobre Filipinas, que el Consejo de Derechos Humanos estudiará el 11 o el 12 de julio, llega después de años de campañas de grupos de la sociedad civil nacionales e internacionales, como Amnistía Internacional. Se produce después de los llamamientos a favor de una investigación de este tipo realizados por la máxima dirigente de derechos humanos de la ONU, Michelle Bachelet, y por un grupo de 11 personas, expertas independientes en derechos humanos de la ONU.