Actuamos por los derechos humanos
en todo el mundo

Buscar

El Tribunal Supremo reconoce el riesgo que corre una familia dalit de Baghpat

Amnistía Internacional India ha recibido con satisfacción las órdenes dictadas por el Tribunal Supremo de India que reconocen la vulnerabilidad de una familia dalit de Baghpat, Uttar Pradesh, que huyó de su poblado por temor a sufrir discriminación y violencia a consecuencia de su casta.

El 16 de septiembre, el Tribunal Supremo, en respuesta a una petición presentada por Meenakshi Kumari, de 23 años, ordenó a la policía de Delhi que brindara protección a la familia. El día anterior, el Tribunal había asegurado a la familia, en una vista a puerta cerrada, que recibiría protección completa.

La petición de Meenakshi Kumari denunciaba que la familia había sufrido varios abusos contra los derechos humanos a manos de miembros de la casta dominante: por ejemplo, un khap panchayat –órgano del poblado compuesto por hombres y que no se elige por sufragio– había ordenado que ella y su hermana de 15 años fueran violadas y obligadas a desfilar desnudas como "castigo" porque el hermano de ambas, Ravi Kumar, se había fugado con una mujer casada perteneciente una casta dominante.

“Los últimos meses han sido angustiosos para esta familia”, ha manifestado Gopika Bashi, investigadora sobre los derechos de las mujeres en Amnistía Internacional India. “Las órdenes del Tribunal Supremo brindan la esperanza de que finalmente obtendrán justicia.”

El Tribunal Supremo ordenó también que el hermano de Meenakshi, Ravi Kumar, detenido en un caso de presunta posesión de drogas, fuera puesto en libertad bajo fianza personal. Ravi Kumar fue detenido en mayo, un día después de que él y la mujer perteneciente a la casta dominante fueran entregados a la policía.

Un tribunal local había ordenado su libertad bajo fianza, pero la familia no consiguió encontrar a nadie que sirviera como garante.

En una conversación telefónica grabada en mayo, presuntamente mantenida por el hermano de Ravi Kumar y un agente de la policía local, el agente había admitido que la implicación de Ravi Kumar en el caso era falsa. También se ha presentado otra denuncia de presunta violación perpetrada por miembros de la familia, que aseguran que es falsa.

El Tribunal Supremo ordenó que no se presentara sin su permiso ningún informe sobre la investigación de los dos casos. Ya se ha suspendido de sus funciones a un agente de la policía local implicado en la detención de Ravi Kumar.

Rahul Tyagi, abogado de la familia, dijo a Amnistía Internacional India: “El Tribunal Supremo ha ordenado a la policía de Uttar Pradesh que no presente cargos en estos casos sin su permiso”.

Gaurav Bhatia, procurador general adjunto de Uttar Pradesh, declaró: “Estamos muy preocupados. El gobierno del estado ha ofrecido protección a la familia. Su seguridad es de vital importancia.”

“El gobierno de Uttar Pradesh debe garantizar que la familia recibe un remedio adecuado, que incluya justicia y reparación", ha manifestado Gopika Bashi.

“Si la familia no puede regresar a su poblado, debe recibir el apoyo que necesite para vivir en otro lugar de manera segura y digna.”