Actuamos por los derechos humanos
en todo el mundo

Buscar

Deben investigarse las denuncias de malos tratos a un periodista iraquí

Londres.- Amnistía Internacional ha pedido hoy a las autoridades iraquíes que investiguen las denuncias según las cuales Muntadhar al-Zaidi, el periodista que le lanzó los zapatos al presidente estadounidense George W. Bush, ha sufrido fracturas en la mano y en varias costillas y una herida en el ojo tras ser golpeado por agentes de seguridad, y ha sido ingresado en un hospital.


Según algunos informes, Muntadhar al-Zaidi también fue golpeado en la cabeza con la culata de un rifle.

El incidente en el que el periodista arrojó los zapatos tuvo lugar el 14 de diciembre, cuanto el presidente George W. Bush y el primer ministro iraquí Nuri al-Maliki estaban dando una conferencia de prensa en Bagdad, por lo que recibió atención de medios de comunicación de todo el mundo.

Amnistía Internacional no aprueba ningún acto de violencia. No obstante, las autoridades iraquíes tienen la obligación de investigar toda denuncia de tortura u otros malos tratos infligidos a Muntadhar al-Zaidi, y de procesar a los presuntos autores de tales abusos. Además, las autoridades deberán revelar el paradero de Muntadhar al-Zaidi, garantizar que se le permite tener un acceso regular y sin demora a asistencia letrada, a su familia y a la atención médica que precise, y protegerlo frente a la tortura y los malos tratos.

Información complementaria
Muntadhar al-Zaidi es corresponsal del canal de televisión iraquí Al-Baghdadia, que tiene su sede en El Cairo. Al parecer, en 2007 fue capturado por grupos armados, y ha sido detenido e interrogado por fuerzas estadounidenses en dos ocasiones en Irak. En virtud de la legislación iraquí (artículo 227 del Código Penal de 1969), Muntadhar al-Zaidi se enfrenta a dos años de prisión o a una multa por insultar públicamente a un jefe de Estado extranjero. El 16 de diciembre, su hermano, Dargham al-Zaidi, contó a la BBC que Muntadhar al-Zaidi sufría fracturas en la mano y en varias costillas, hemorragia interna y una herida en el ojo a consecuencia de la paliza que había recibido tras el arresto. Al parecer, Muntadhar al-Zaidi ha sido puesto a disposición judicial.

El presidente George W. Bush estaba de visita en Bagdad, donde firmó, junto con el primer ministro iraquí, Nuri al-Maliki, el Convenio sobre el Estatuto de las Fuerzas acerca del papel y el futuro de las tropas estadounidenses en Irak.