Actuamos por los derechos humanos
en todo el mundo

Buscar

En el 20 de noviembre, Día Universal del Niño

Amnistía Internacional llama a actuar en favor de los niños y niñas somalíes

Una niña observa a través de un agujero en un refugio en el asentamiento de Tawakal, en Bossaso, Puntlandia, en el norte de Somalia. © UNHCR/R. Gangale

Si eres niño o niña en Somalia, la muerte puede llegar en cualquier momento: pueden reclutarte, enviarte al frente y matarte. La combinación de crisis de derechos humanos y crisis humanitaria ha agravado la situación de la infancia.

Desde el hundimiento del gobierno de Siad Barre en 1991, el sur y el centro de Somalia están asolados por un conflicto armado alimentado por rivalidades entre clanes, la competencia por unos recursos escasos y la actividad delictiva. Los servicios públicos, el Estado de derecho y el respeto a los derechos humanos han sufrido un grave menoscabo desde entonces.

Los últimos cuatro años han sido especialmente duros para los niños y niñas somalíes, que viven en medio de un fuego cruzado. Por un lado, los grupos islamistas armados reclutan sistemáticamente a niños y niñas menores de 15 años como soldados. Por otro lado, el Gobierno Federal de Transición de Somalia está en la lista de la vergüenza de la ONU por reclutar, usar, matar y mutilar menores en el conflicto armado.

Además, niños y niñas han sido víctimas de flagelaciones y han presenciado otros abusos terribles contra los derechos humanos, como lapidaciones, amputaciones y homicidios realizados en público por grupos islamistas armados. También han visto morir o torturar a amigos y familiares, sufriendo las consecuencias traumáticas derivadas de estas vivencias.

Por otra parte, la educación sufre en Somalia porque los edificios escolares han sido destruidos o dañados durante los ataques indiscriminados en zonas urbanas. En Mogadiscio, muchas escuelas han cerrado porque niños y maestros tienen miedo a morir o ser heridos camino de la escuela.

Al Shabab, el principal grupo armado que se opone al gobierno, ha impuesto severas restricciones al derecho a la educación, impidiendo que algunas niñas asistan a la escuela, prohibiendo la enseñanza de ciertas asignaturas o usando las escuelas para adoctrinar a los niños a fin de que participen en los combates.

Para luchar contra esta situación, Amnistía Internacional está promoviendo una ciberacción para recabar firmas para pedir al Primer Ministro del Gobierno Federal de Transición somalí que:

Asegure la inmediata ratificación de la Convención sobre los Derechos del Niño y sus dos Protocolos Facultativos y la Convención sobre la Eliminación de la Discriminación contra la Mujer.

Dé instrucciones claras que prohíban el reclutamiento y la utilización de niños en las fuerzas de seguridad del Gobierno Federal de Transición y que se verifique que ningún menor está siendo utilizando y se liberen a todos los que se encuentran reclutados en la actualidad.

Solicite a la ONU que establezca una comisión independiente e imparcial de investigación o un mecanismo similar para investigar las violaciones de la ley Internacional en Somalia.

Se puede acceder a más información y adherirse a la petición de Amnistía Internacional a través de la página web:www.actuaconamnistia.org.