Actuamos por los derechos humanos
en todo el mundo

Buscar

Aclarar las “entregas extraordinarias” y cerrar Guantánamo

Bruselas, 20 de junio.- En la Cumbre Unión Europea-Estados Unidos que se celebra mañana en Viena se debe dar prioridad a la cuestión de los abusos cometidos en el contexto de la “guerra contra el terror” dirigida por este país, afirma Amnistía Internacional.

Con ocasión de la celebración de la Cumbre, Amnistía Internacional ha pedido a la UE que exija que se aclare totalmente el programa de “entregas extraordinarias” de Estados Unidos y que haga oficialmente un llamamiento para pedir el cierre de Guantánamo y la apertura de todos los demás centros de detención administrados por el gobierno estadounidense para que puedan ser objeto de escrutinio externo y se compruebe que se ajustan al derecho y las normas internacionales.

“Al cabo de más de cuatro años, la UE parece por fin dispuesta a pedir el cierre de Guantánamo –ha manifestado Dick Oosting, director de la Oficina de Amnistía Internacional ante la UE–. Es una medida positiva, pero la UE no puede hacer caso omiso de otros centros de detención estadounidenses ni de la complicidad de sus propios Estados miembros en el programa de “entregas extraordinarias” utilizado para enviar a detenidos a Guantánamo y a otros lugares”.

En Irak y Afganistán, las autoridades estadounidenses continúan manteniendo privadas de libertad a millares de personas, a las que se niega la justicia y que podrían estar expuestas a sufrir tortura o malos tratos. Las recientes muertes ocurridas en Guantánamo son un trágico recordatorio de que el régimen de detención indefinida y la reclusión en condiciones muy duras y de aislamiento están provocando una situación de desesperación extrema en el campo de detención.

Amnistía Internacional considera que, dada la participación de algunos Estados miembros de la Unión Europea en “entregas extraordinarias”, así como los deberes recogidos en la Declaración Universal de Derechos Humanos, la UE tiene la obligación de garantizar que las autoridades estadounidenses protegen el bienestar de los detenidos.
    
La UE debe, por tanto, hacer todo lo posible para impedir nuevas muertes y sufrimiento, exigiendo a Estados Unidos que permita el acceso de peritos psicólogos y médicos independientes a todos sus centros de detención. Se deben proporcionar también a los detenidos medios adecuados de comunicación con sus familiares y abogados, y permitir el acceso a ellos de expertos de la ONU y de organizaciones internacionales de derechos humanos.

La reunión de mañana es también una buena oportunidad para que la UE pida una explicación clara de las actividades de la CIA en su territorio, dado que el gobierno estadounidense ha admitido la existencia de un programa de”entregas extraordinarias”, desarrollado con el conocimiento de países europeos.

Amnistía Internacional espera que la UE esté dispuesta a pedir a Estados Unidos que revele plenamente las operaciones de la CIA en Europa, en particular la ubicación exacta de todo centro de detención instalado en países europeos.

“¿Puede esta cumbre ofrecer garantías de que la CIA ya no utiliza a Europa como plataforma para trasladar ilegalmente a detenidos a Guantánamo o a otros centros secretos instalados en otras partes del mundo?”, pregunta Dick Oosting.