1961-2021: 60 años actuando por los
derechos humanos en todo el mundo
Performance para grabar un mensaje de concienciación sobre la necesidad de un aborto seguro

Performance para grabar un mensaje de concienciación durante el Día Internacional del Aborto Seguro en Ciudad de México, el 28 de septiembre de 2019. © REUTERS/Carlos Jasso

Blog

¿Qué está pasando con el derecho al aborto en el mundo?

Por Mª Luisa Garcés de los Fayos, miembro del Equipo de trabajo sobre el derechos de las mujeres en Amnistía Internacional ,

El acceso a un aborto seguro constituye un derecho que debería poseer toda mujer, niña o persona que pueda quedarse embarazada. Su supresión provoca la violación de múltiples derechos como a la salud, a la intimidad, a la autonomía o a no sufrir ni violencia, ni discriminación.

En los últimos años se han visto importantes avances hacia este derecho. Destaca el importante logro de las mujeres en Argentina, pero también Ecuador o México han legislado recientemente hacia un mayor acceso al aborto.

Sin embargo, todavía existen países como Nicaragua, El Salvador, República Dominicana, Malta o Andorra (entre otros) en los que el aborto continúa estando penado. Esto supone que 90 millones de mujeres en edad reproductiva no tienen a derecho a decidir sobre su embarazo. Pero, no son las únicas que tienen que enfrentarse a restricciones legales en el aborto, ya que el 22% de mujeres en edad reproductiva viven en países donde solo se permite abortar para salvar la vida de la mujer y otro 23% en países en los que el aborto solo está permitido por motivos sociales y económicos. Esto hace que prácticamente un 50% del total de las mujeres en edad reproductiva vivan en países donde el abordo está fuertemente restringido.

Todavía existen países como Nicaragua, El Salvador, República Dominicana, Malta o Andorra (entre otros) en los que el aborto continúa estando penado. Esto supone que 90 millones de mujeres en edad reproductiva no tienen a derecho a decidir sobre su embarazo.

Algunos de los obstáculos con los que las mujeres pueden encontrarse además de una legislación restrictiva, son la poca disponibilidad de servicios, los costes elevados, la estigmatización, la objeción de conciencia del personal sanitario -recientemente se han públicos varios casos en España-, o la exigencia de requisitos innecesarios como el suministro de información engañosa.

El hecho de imponer restricciones en el acceso a un aborto seguro, no desemboca en un menor número de abortos, sino en un mayor número de mujeres y niñas que tienen que poner su vida en riesgo para que se les practique un aborto en unas condiciones que no cumplen los mínimos sanitarios.

Se calcula que cada año uno de cada cuatro embarazos acaba en aborto. Sin embargo, la tasa de aborto no es tan diferente entre los países en los que está prohibido y los que no, siendo 37 por 1000 mujeres las que abortan en los primeros y 34 de 1000 las que abortan en los segundos.

Obligar a una mujer a continuar con su embarazo o buscar un método de aborto inseguro constituye una violación de sus derechos humanos. Por eso, no podemos permitir que se dé marcha atrás en los avances conseguidos en derechos sexuales y reproductivos.

China limita los abortos con “fines no médicos”

Este país lleva décadas aplicando políticas de reproducción restrictivas de cara a controlar su tasa de natalidad, utilizando el aborto y los anticonceptivos para poder cumplir su política de hijo único. Estas medidas han conducido al país a la menor tasa de natalidad desde el año 1960.

Para enfrentar la evidente crisis demográfica, el gobierno ha anunciado que se limitarán los abortos con “fines no médicos” y que “mejorarán la educación sexual y los servicios de planificación familiar tras un aborto o embarazo”. El Gobierno chino aún no ha detallado las especificaciones de estas restricciones, pero sí que tendrá una duración de 10 años, lo que resulta preocupante para los derechos reproductivos de las mujeres y niñas.

Marcha de las Mujeres contra la prohibición del aborto en Texas

Marcha de las Mujeres celebrada después de que Texas pusiera en marcha una prohibición casi total de los procedimientos de aborto y del acceso a los medicamentos inductores del aborto, 2 de octubre de 2021. © REUTERS/Caitlin Ochs

Texas penaliza el aborto pasadas las 6 semanas de gestación

Tras décadas de la despenalización del aborto en Texas, ha entrado en vigor una ley que prohíbe el aborto a partir de las 6 semanas de gestación. Esta medida constituye un paso atrás en el derecho al aborto de este país, obligando a las mujeres a darse cuenta de su embarazo y tomar una decisión en un periodo de tiempo demasiado corto.

Esta ley no permite excepciones en caso de violación o incestos,únicamente permite el aborto por motivos de salud en los que la vida de la madre corra peligro o su cuerpo pueda sufrir un fuerte deterioro. Además, se han establecido recompensas de hasta 10.000 dólares para la gente que denuncie a quienes ayudan a abortar.

Esta ley afectará sobre todo a los colectivos más vulnerables, como las adolescentes que pueden no darse cuenta de su embarazo hasta un estado más avanzado, las mujeres con bajos ingresos o las mujeres inmigrantes en situación irregular. Y aunque un juez federal de Texas bloqueó temporalmente la aplicación de esta restrictiva ley se prevé que la decisión sea revisada por tribunales conservadores.

Vanessa Mendoza Cortés, presidenta de la Asociación Stop Violencias en Andorra

Vanessa Mendoza Cortés, presidenta de la Asociación Stop Violencias en Andorra © Asociación Stop Violencias

Andorra presenta cargos contra una activista defensora del derecho al aborto

Andorra es uno de los pocos países en los que el aborto está prohibido en todos los casos. Esta práctica se castiga con penas de cárcel, incluso en el caso de que la vida de la embarazada esté en peligro, haya sido violada o haya malformaciones en el feto. Este hecho obliga cada año a centenares de andorranas a tener que viajar a Cataluña y Francia para poder interrumpir su embarazo.

La política de este país es tan restrictiva que su gobierno ha presentado cargos de difamación contra la activista Vanessa Mendoza Cortés tras expresar su preocupación por los derechos de mujeres y niñas de Andorra ante el Comité de la ONU para la Eliminación de la Discriminación contra la Mujer en 2019.

El Congreso de República Dominicana vota en contra de la despenalización del aborto

En República Dominicana el aborto está prohibido en todos los supuestos. Sin embargo, en 2014 la Cámara de Diputados aprobó un Código Penal que despenalizaba el aborto en tres situaciones: cuando el embarazo constituyera un peligro para la vida de la embarazada, cuando el feto no pudiera sobrevivir fuera del útero materno, y cuando el embarazo fuera consecuencia de una violación o incesto, y que posteriormente fue anulado por el Tribunal Constitucional.

En el último debate del Congreso sobre el Código Penal se mostraron en contra de la despenalización del aborto en estas tres circunstancias específicas que ya se estaban debatiendo en el país, demostrando que la vida y la salud de las mujeres y niñas no forman parte de sus prioridades legislativas.

Manifestantes se abrazan en el Día Internacional del aborto seguro

Manifestantes se abrazan en medio de enfrentamientos entre miembros de un colectivo feminista y policías durante una protesta para conmemorar el Día Internacional del Aborto Seguro en Ciudad de México, el 28 de septiembre de 2020. © REUTERS/Carlos Jasso

El aborto ya no es un delito con pena de cárcel en México

Afortunadamente también hay países en los que se están consiguiendo avances, como es el caso de México, en dónde los tribunales podrán seguir juzgando a las mujeres que aborten, pero no mandarlas a la cárcel.

Hasta ahora, solo los estados de DF, Oaxaca, Hidalgo y Veracruz tenían leyes de interrupción del embarazo por plazos y en algunos supuestos cómo que constituyera un peligro para la salud de la embarazada.

Gracias a esta despenalización, lo que pase ahora en el resto de los estados dependerá de la redacción de nuevas leyes por parte de sus diputados, de modo que podrán seguir mandando a las mujeres a abortar fuera de su normativa, pero no podrán imponerles penas de cárcel.

En España de la ley al hecho hay un gran trecho

En España aunque la ley sobre el acceso al aborto señala que la prestación sanitaria de la interrupción voluntaria del embarazo se realizará en centros de la red sanitaria pública o vinculados a la misma, en la realidad esto es excepcional, ya que la mayoría de los abortos se realizan en centros privados, produciéndose una barrera de acceso al aborto muy importante.

Esto en gran parte se debe a la falta de un mecanismo efectivo que garantice el acceso al aborto en casos de ejercicio de objeción de conciencia por parte de personal médico. Recientemente han tenido gran repercusión en medios, el testimonio de mujeres que se han visto gravemente afectas por esta situación.

Es el momento de actuar

Desde la Conferencia Internacional sobre Población y Desarrollo y su Programa de Acción en 1994, son muchos los países que han modificado sus leyes y su compromiso de prevenir los abortos inseguros, liberalizando el aborto y ampliando los motivos por los que el aborto es legal.

En la última década y a pesar de los esfuerzos en hacer retroceder los derechos reproductivos de las mujeres y niñas, este proceso se ha visto acelerado, reflejando el consenso mundial de respetar estos derechos. Por eso, es tan importante que actuemos para que este proceso siga avanzando y se extienda por los gobiernos de los países que todavía no han permitido que se produzca este necesario e imprescindible cambio.

Contenidos relacionados