Amnesty IconsAmnesty IconsAmnesty IconsAmnesty IconsAmnesty IconsAmnesty IconsAmnesty IconsAmnesty IconsAmnesty IconsAmnesty IconsAmnesty IconsAmnesty IconsAmnesty IconsAmnesty IconsAmnesty IconsAmnesty IconsAmnesty IconsAmnesty IconsAmnesty IconsAmnesty IconsAmnesty IconsAmnesty IconsAmnesty IconsAmnesty IconsAmnesty IconsAmnesty IconsAmnesty IconsAmnesty IconsAmnesty IconsAmnesty IconsAmnesty IconsAmnesty IconsAmnesty IconsAmnesty IconsAmnesty IconsAmnesty IconsAmnesty IconsAmnesty IconsAmnesty IconsAmnesty IconsAmnesty IconsAmnesty IconsAmnesty IconsAmnesty IconsAmnesty IconsAmnesty IconsCovid IconsCovid IconsCovid IconsCovid IconsCovid IconsCovid Icons
Actuamos por los derechos humanos
en todo el mundo

Blog

Protege a quienes nos protegen

Jani Silva, Danelly Estupiñan, Joel Chipiaje y María Ciro, defienden el medio ambiente en Colombia. Por ello se enfrentan a amenazas de muerte y persecución. Colombia es el país de América Latina con el mayor número de personas defensoras de los derechos humanos asesinadas y el segundo más peligroso del mundo para ejercer esta actividad.

¿Quiénes están en mayor riesgo? Aquellas defensoras y defensores que trabajan en el ámbito rural, en comunidades indígenas, campesinas y afrocolombianas que defienden la tierra, el territorio y el medio ambiente. Hoy se encuentran atrapadas entre la violencia que causó el conflicto armado y las disputas por la tierra y los recursos naturales.

Jani Silva, defensora colombiana

Jani Silva, defensora colombiana. © AI

JANI SILVA DEFENSORA AMAZÓNICA DEL MEDIO AMBIENTE

Jani nació en el corazón de la selva Amazónica. Ella es una campesina valiente que ha dedicado su vida a defender nuestro oxigeno y nuestra agua. En 2008, Jani cofundó la Asociación para el Desarrollo Integral y Sostenible de la Perla Amazónica, ADISPA, que defiende los derechos de más de 1,200 personas campesinas que habitan en la “zona de reserva campesina Perla Amazónica”, en el Putumayo, una región al sur de Colombia, de diversidad única.

Defendemos los ecosistemas que permiten la existencia de la vida

Jani Silva, defensora amazónica del medioambiente

Jani lucha en contra de la contaminación ambiental creada por la empresa petrolera Amerisur, y a favor de la implementación del acuerdo de paz, para que los grupos armados dejen de controlar su territorio y atemorizar a las personas que viven en él.

Por su trabajo Jani ha tenido un arma apuntándole a su cabeza a punto de ser disparada, ha sido desplazada de su territorio y se conocen planes para asesinarla. Para que Jani y los miembros de ADISPA puedan seguir defendiendo nuestro medio ambiente es urgente que se desmantelen los grupos armados en Colombia. Esto sólo es posible creando la “comisión de verificación de garantías para personas defensoras".

Joel Chipiaje, defensor colombiano

Joel Chipiaje, defensor colombiano. © AI

JOEL CHIPIAJE DEFENSOR INDÍGENA SIKUANI DEL MEDIO AMBIENTE

Creciendo entre el desplazamiento y la pobreza, Joel escuchaba la historia de cuando su padre y los adultos de su comunidad indígena ASEINPOME vivían en su territorio ancestral: lleno de recursos naturales, de agua y de alimento. Contaban la historia de cómo personas armadas los obligaron a abandonar su hogar por medio de actos violentos en contra de su etnia: la caza de indígenas y los asesinatos sistemáticos. En el 2015, tras 30 años de desplazamiento forzado, Joel junto con 42 valientes familias de las etnias Sikuani-Kubeo, decidieron retornar a su territorio ancestral, ubicado en el Meta, un departamento conocido por ser “la despensa agrícola de Colombia”. Hoy luchan por el reconocimiento de este territorio como propio.

Defendemos el territorio, el aire y el agua que nos da la vida

Joel Chipiaje, defensor indígena del medioambiente

Por su trabajo, Joel y la comunidad indígena ASEINPOME han recibido amenazas de personas que quieren apoderarse de su territorio. Han incendiado las casas de la comunidad y los intimidan constantemente. Para que Joel y la comunidad indígena de ASEINPOME pueda evitar que personas armadas se vuelvan a apoderar de esta tierra rica en recursos naturales, el gobierno colombiano debe adjudicarle sus tierras ancestrales a la comunidad indígena ASEINPOME. Esto solo puede ser posible por medio de la creación de la “comisión de verificación de garantías para personas defensoras".

Danelly Estupiñan, defensora del medioambiente colombiana

Danelly Estupiñan, defensora del medio ambiente colombiana. © AI

DANELLY ESTUPIÑAN. DEFENSORA AFROCOLOMBIANA DEL MEDIO AMBIENTE

Danelly creció entre manglares y música afrocolombiana. A sus 15 años decidió dedicar su vida a defender su territorio afrourbano de los intereses económicos de actores no estatales, como las empresas y los grupos armados.

Anhelo poder seguir donando mi vida para defender otras vidas

Danelly Estupiñan, defensora del medio ambiente afrocolombiana

Danelly pertenece al Proceso de Comunidades Negras (PCN), una organización que articula a más de 140 organizaciones que trabajan por los derechos de las comunidades negras. Debido a su trabajo Danelly ha sufrido constantes amenazas de muerte. Personas desconocidas han violado la seguridad de su casa y por los seguimientos constantes y la orden de muerte para asesinarla, ha tenido que cambiar de hogar continuamente.

Para que paren las amenzas en contra de Danelly es urgente que la fiscalía avance en la investigación.

Maria Ciro, defensora del medioambiente

María Ciro, defensora campesina del medio ambiente. © AI

MARÍA CIRO. DEFENSORA CAMPESINA DEL MEDIO AMBIENTE

Criada en el campo colombiano, forjada por la labor de producir alimentos en medio del conflicto armado colombiano, María Ciro es una mujer campesina que ha dedicado su vida a demostrar que la naturaleza no es un objeto de explotación sino un ser vivo del cual dependemos. María forma parte del Comité de Integración Social del Catatumbo (CISCA), en el Catatumbo, una región que no conoce la paz, pues allí, a pesar de los acuerdos de paz, el conflicto armado y la militarización continúan. El CISCA lucha por los derechos humanos vinculados a la tierra de las comunidades campesinas, en particular el derecho a la alimentación, al trabajo, a un ambiente sano y a la sustitución de cultivos de coca.

Si el campesinado desaparece, el alimento desaparece

María Ciro, defensora campesina del medio ambiente

Debido a su trabajo, María y los miembros del CISCA han sufrido estigmatización por parte del Estado colombiano. Para que María y sus colegas puedan seguir protegiendo nuestra relación con la naturaleza y nuestro medio ambiente, la sustitución de cultivos de coca en concertación con las comunidades es fundamental. Esto sólo puede ser posible por medio de la creación de la “comisión de verificación de garantías para personas defensoras".

Contenidos relacionados