Saltar al contenido
Actuamos por los derechos humanos en todo el mundo
Buscar
© AI

Alarma internacional por la detención del presidente de Amnistía Internacional Turquía

¡No es un delicuente ni un terrorista!

Por Amnistía Internacional,

Taner Kiliç, presidente de Amnistía Internacional Turquía, fue detenido el pasado 6 de junio, junto con otros 22 profesionales del derecho, por su presunta relación con el movimiento Fethullah Gülen, al que las autoridades turcas responsabilizan del intento de golpe de Estado de julio de 2016.

Kiliç fue detenido en su domicilio en Esmirna a las 6:30 y conducido hasta su despacho. Ambos lugares fueron registrados y el contenido de sus ordenadores copiado. Ha sido acusado injustamente de pertenencia al movimiento de Fethullah Gülen.

Según una nota de la agencia Anadolu, los detenidos utilizaban en sus móviles la aplicación de mensajería Bylock, considerada por las autoridades turcas como la principal herramienta de comunicación entre los seguidores del clérigo Fethullah Gülen, a quien Erdogan acusa de orquestar el intento de golpe de Estado. Kiliç asegura que nunca ha utilizado este aplicación y afirma que ni siquiera la conocía antes de su detención.

La detención de Taner Kiliç se produce dentro de un aumento de la represión de los derechos humanos por parte de las autoridades turcas. Decenas de miles de personas empleadas del sector público han sido despedidas y cientos de periodistas y trabajadores de los medios, detenidos. Centenares de medios de comunicación y ONG han sido cerradas.

Presidente de Amnistía Internacional Turquía

Taner Kiliç ha sido miembro de la junta directiva de Amnistía Internacional Turquía desde 2002 y ha sido Presidente desde 2014. Durante sus décadas de trabajo para organizaciones de derechos humanos en Turquía ha demostrado un compromiso inquebrantable.

De momento, su detención no parece estar relacionada con ninguna de las labores que realiza Amnistía Internacional ni dirigida específicamente contra ella. Sin embargo, la organización ha sido muy crítica con las violaciones de derechos humanos cometidas por las autoridades turcas desde intento de golpe de Estado de julio de 2016.

Amnistía Internacional reclama la puesta en libertad de Kiliç de manera inmediata e incondicional. ¡Ayúdanos con tu firma! ¡Dile a Erdogan que no todo vale!

Cómo puedo ayudar