Actuamos por los derechos humanos
en todo el mundo

Buscar

Vergonzoso trato a las personas solicitantes de asilo

ACNUR pone de relieve el vergonzoso trato que reciben los solicitantes de asilo en Bulgaria © NIKOLAY DOYCHINOV/AFP/Getty Images

Amnistía Internacional acoge con satisfacción la postura adoptada por el Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados (ACNUR), que ha pedido a los Estados miembros de la Unión Europea (UE) que detengan las devoluciones de solicitantes de asilo a Bulgaria hasta abril de 2014.

La postura del ACNUR pone de relieve el vergonzoso trato que reciben los solicitantes de asilo en Bulgaria”, ha señalado Barbora Cernusakova, investigadora de Amnistía Internacional sobre este país.

En Bulgaria, los solicitantes de asilo, incluidos muchos que han huido de la destrucción de la guerra en Siria, son recluidos en terribles condiciones, a veces durante meses. Carecen de acceso a alimentos, saneamiento o atención médica básica. Corren también riesgo de detención arbitraria, sufren largas demoras para registrarse y normalmente se ven privados de acceso a procedimientos justos y efectivos de asilo.”

El ACNUR sostiene que, debido a deficiencias sistémicas en las condiciones de recepción y los procedimientos de asilo, los Estados miembros de la UE no deben devolver a solicitantes de asilo a Bulgaria ni siquiera si es el primer país de entrada. Según los reglamentos de la UE, el primer país de entrada es responsable de la determinación de su condición.


"La postura del ACNUR ha de entenderse como una severa crítica a las autoridades búlgaras por no proporcionar acceso adecuado a alimentos, refugio y atención de salud a los solicitantes de asilo. En los tres próximos meses, Bulgaria debe tomar sin falta medidas para mejorar estas lamentables condiciones”, ha añadido Barbora Cernusakova.


Las autoridades búlgaras no están cumpliendo su obligación internacional de adoptar medidas adecuadas para atender al gran número de personas que llegan a las fronteras del país. Según estadísticas oficiales, en 2013 entraron en Bulgaria 11. 606. Debido a ello, centenares de personas que necesitan protección han acabado viviendo durante menes en espantosas condiciones y sin acceso oportuno y libre al procedimiento de concesión de asilo.


“Los tres meses fijados hasta el próximo reasentamiento del ACNUR brindan a las autoridades búlgaras y a la UE la oportunidad de, junto con organizaciones no gubernamentales e intergubernamentales, trabajar conjuntamente para mejorar la condiciones de recepción y los procedimientos de asilo”, ha manifestado Barbora Cernusakova.


El ACNUR –y, en diciembre de 2013, también el Consejo de Europa– ha expresado su preocupación, haciéndose eco de las conclusiones de las organizaciones de derechos humanos, incluida Amnistía Internacional, que muestran que en Bulgaria las personas refugiadas y migrantes carecen de acceso a servicios básicos, como alimentos, atención de la salud y saneamiento.