Saltar al contenido
Actuamos por los derechos humanos en todo el mundo
Buscar

No se pueden permitir más muertes de civiles en Yemen

Un hombre yemení, lleva en brazos a su hijo que ha resultado herido en el ataque aéreo del 9 de agosto en Saada, Yemen REUTERS/Naif Rahma

España debe detener de forma inmediata la transferencia de armas a la coalición saudí

Decenas de menores que viajaban en un autobús han muerto como consecuencia de un bombardeo de la coalición que lidera Arabia Saudí en Yemen, según han informado medios de comunicación. En este conflicto que dura más de tres años, más de 6.000 civiles han muerto, más de 50.000 personas ha resultado heridas. Tres millones se han convertido en desplazados y desplazadas internas, y más de 22 millones de personas necesitan ayuda humanitaria.

Amnistía Internacional ha documentado más de 36 ataques aéreos que podrían constituir crímenes de guerra que han causado la muerte de más de 500 personas, muchas de ellas, menores, y heridas a más de 300, en escuelas, mercados, hospitales o viviendas.

Ante el nuevo bombardeo de la coalición liderada por Arabia Saudí, ocurrido ayer en Dahian, en el norte de la provincia de Saada, y que Amnistía Internacional está documentando, la organización manifiesta:

"Lamentamos profundamente este ataque contra un autobús lleno de menores. Este es el precio que está pagando la población civil en Yemen porque diferentes países como Estados Unidos, Reino Unido, Francia, Italia y España mantienen un comercio de armas que no tiene en cuenta que pueda ser utilizado contra la población civil", señaló Carlos Escaño, portavoz de Amnistía Internacional España.

 

"Entre 2015, año en el que se iniciaron los bombardeos de la coalición internacional en Yemen, y 2017, España exportó armas a Arabia Saudí por valor de 932 millones de euros en material de defensa (municiones, bombas, aviones, corbetas, etc.). España es el cuarto país exportador de armas a este país. Y sólo en 2017, España vendió armas a la coalición saudí por valor de 361 millones euros, 270 de ellos a Arabia Saudí. Durante estos años, estas armas se están utilizando contra menores, escuelas, mercados y hospitales".

"Amnistía Internacional pide al presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, que cumpla con su compromiso electoral de poner fin a la venta de armas cuando exista riesgo claro de que puedan ser utilizadas para violar el derecho internacional. Le pedimos que siga el ejemplo de otros países como Suecia, Canadá, Finlandia, Noruega o Bélgica que ya han parado este tipo de ventas a la coalición saudí".

Según datos de UNICEF, desde que comenzó el conflicto en 2015, 2.400 menores han muerto en Yemen y 3.600 han resultado heridos.

Naciones Unidas ha condenado este nuevo bombardeo contra este autobús lleno de menores. Durante estos años de conflicto, la coalición saudí ha demostrado que no están tomando precauciones necesarias para minimizar el impacto en la población civil. Amnistía Internacional pide a la coalición, que cumpla con la legislación internacional, asegurando que se toman las medidas necesarias para que la población civil no sea objetivo militar, y se pone fin a los ataques indiscriminados y desproporcionados.

Cerca de 17.000 personas, a través de www.actuaconamnistia.org, le han pedido ya al Gobierno español que cese este comercio sangriento con Arabia Saudí para que España no siga siendo cómplice de las atrocidades que se están produciendo en Yemen.

///FIN

Cómo puedes ayudar

Dicen que España y Arabia Saudí son países “amigos”. Pero hay amistades que matan

¡Firma!