Actuamos por los derechos humanos
en todo el mundo

Buscar

No debe extraditarse a un activista kazajo de oposición que corre peligro de tortura

Madina Ablyazov, hija del disidente kazajo Mukhtar Ablyazov, protesta contra la extradición de su padre. © BORIS HORVAT/AFP/Getty Images

Aleksandr Pavlov, disidente kazajo y exjefe de seguridad de Ablyazov, pendiente de que se resuelva su solicitud de asilo en España

La decisión del Tribunal de Apelación de Lyon (Francia) de autorizar la extradición a Rusia de Mukhtar Ablyazov, banquero kazajo y destacada figura de la oposición, ha puesto en marcha un procedimiento que puede acabar devolviéndolo a Kazajistán, donde se le busca por fraude, ha dicho hoy Amnistía Internacional.

 “Si es extraditado, Mukhtar Ablyazov se enfrentará a graves violaciones de derechos humanos. No sólo tememos que no sea juzgado con garantías en Rusia, sino que existe el peligro real de que acabe en Kazajistán, donde correría peligro de ser torturado y sometido a otros malos tratos”, ha dicho Julia Hall, experta de Amnistía Internacional en contraterrorismo y derechos humanos.


 “Los servicios de seguridad rusos colaboran habitualmente con el aparato de seguridad de Kazajistán. Las autoridades francesas no deben enviar a Ablyazov a ningún país donde podría ser posteriormente transferido a Kazajistán.”


 El ciudadano kazajo Mukhtar Ablyazov, banquero prófugo y principal opositor político del presidente kazajo Nursultan Nazarbayev, fue detenido por la policía francesa el 31 de julio durante un registro domiciliario en Mouans-Sartoux, cerca de Cannes.  

 Al dar luz verde a la extradición de Ablyazov a Rusia, el tribunal de Lyon aprobó una solicitud paralela de extradición de Ucrania, señalando sin embargo que la extradición a Rusia tenía prioridad.

 En abril, el Tribunal Supremo de Francia rechazó la autorización para extraditar a Ablyazov y ordenó que los procedimientos para su extradición a Rusia y a Ucrania por cargos de fraude comenzaran de nuevo en un tribunal de Lyon.

 "Los gobiernos europeos, incluida Francia, deben dar ejemplo y garantizar que los derechos humanos de Ablyazov se respetan y se protegen. De lo contrario, Europa estará profundamente implicada en las violaciones de derechos humanos que actualmente asuelan las repúblicas de Asia Central, incluido Kazajistán, donde son comunes la tortura y los malos tratos bajo custodia.”

 

Información complementaria

Aleksandr Pavlov, disidente kazajo y ex jefe de seguridad de Ablayzov se encuentra en España, en libertad bajo fianza a la espera de que se resuelva su solicitud de asilo. A finales de 2013 fue aprobada su solicitud de extradición a Kazajistán por las autoridades españolas y ha permanecido en prisión más de un año esperando que esa orden se llevara a cabo. La rápida actuación de su abogada y la presión internacional lo ha impedido de momento.