Actuamos por los derechos humanos
en todo el mundo

Mozambique: El vídeo de una quema de cadáveres, última prueba de las atrocidades cometidas en Cabo Delgado

Copy: Privado
En respuesta a un vídeo que circula por las redes sociales en el que supuestamente aparecen unos soldados arrojando cadáveres a una hoguera de enseres domésticos en la provincia de Cabo Delgado, en el norte de Mozambique, el director regional de Amnistía Internacional para África Oriental y Austral, Tigere Chagutah, ha declarado lo siguiente:
 
El vídeo viral de una quema de cadáveres a manos de soldados es un nuevo suceso terrible que muestra lo que ocurre al margen de la atención mediática internacional en esta guerra olvidada en Cabo Delgado.”
 
“Trágicamente, al parecer siguen produciéndose incidentes violentos contra la población civil, ejecuciones extrajudiciales y otras violaciones de derechos humanos y del derecho internacional humanitario, como ya documentó anteriormente Amnistía Internacional.”
 
El vídeo, que Amnistía Internacional ha revisado, se propagó ampliamente en las redes sociales el 10 de enero. Se cree que el incidente tuvo lugar durante el mes de noviembre de 2022 en Cabo Delgado, donde la fuerza regional Misión de la Comunidad de África Meridional para el Desarrollo en Mozambique (SAMIM), integrada por tropas de la Fuerza de Defensa Nacional Sudafricana (SANDF) y fuerzas gubernamentales de Mozambique, combate desde 2021 contra grupos rebeldes armados.
 
En el vídeo aparece también al menos un miembro de la SANDF, al que se ve observando y grabando el suceso. El 10 de enero, la SANDF emitió una declaración en la que reconocía que algunos de sus miembros estaban presentes.
 
Tigere Chagutah afirma: “La quema de lo que parecen ser cadáveres a manos de soldados es deplorable y probablemente constituya una violación del derecho internacional humanitario, que prohíbe la mutilación de cadáveres y exige un procedimiento respetuoso para las personas fallecidas.”
 
“Las autoridades mozambiqueñas y la SAMIM deben iniciar una pronta investigación exhaustiva e independiente acerca de las circunstancias de estos homicidios y de la quema de los cadáveres. Deberá someterse a un juicio con las debidas garantías a cualquier persona contra la que se hallen pruebas admisibles y suficientes. La seguridad en Cabo Delgado no debe lograrse a expensas de violaciones de derechos humanos.”
 
Información complementaria
Los ataques en Cabo Delgado comenzaron en octubre de 2017 con homicidios entre la población civil a manos de un grupo armado autodenominado Al Shabaab, el cual carece de relación operativa conocida con el grupo Al Shabaab somalí. La SAMIM, creada en 2021 para luchar contra Al Shabaab, cuenta con personal de Ruanda, Angola, Botsuana, República Democrática del Congo, Lesoto, Malawi, Namibia, Sudáfrica, Tanzania y Zimbabue.
 
Amnistía Internacional ha revelado anteriormente pruebas de ejecuciones extrajudiciales y otros homicidios ilegítimos, intentos de decapitación, torturas, mutilaciones y otros malos tratos a presuntos combatientes de Al Shabaab retenidos, así como el traslado de un gran número de cadáveres a aparentes fosas comunes en Cabo Delgado.

Contenidos relacionados