Actuamos por los derechos humanos
en todo el mundo

Buscar

Mauritania: Blogueros siguen detenidos dos meses después por condenar la corrupción

Amnesty International

Las autoridades de Mauritania deben poner en libertad inmediata e incondicional a dos famosos blogueros que llevan dos meses detenidos solo por publicar en Facebook sobre la presunta corrupción en el país”, ha declarado hoy Amnistía Internacional.

Cheikh Ould Jiddou y Abderrahmane Weddady fueron detenidos el 22 de marzo por la Unidad de Delitos Económicos en Nuakchot, la capital de Mauritania, imputados por “acusación maliciosa” y recluidos en la prisión central. Además, las autoridades les confiscaron sus documentos de identidad y sus pasaportes.

“Weddady y Ould Jiddou son conocidos por sus entradas de blog en las que denuncian violaciones de derechos humanos y han inspirado a otras personas jóvenes de todo el país a ejercer su derecho a la libertad de expresión, también en Internet”, afirmó Kiné Fatim Diop, responsable de campañas de Amnistía Internacional sobre África Occidental.

“Su detención ilegítima muestra que el gobierno de Mauritania está resuelto a aplastar la disidencia y a usar cargos de ‘noticias maliciosas’ contra lo que considera voces críticas en el país. Dos meses después de su detención, Weddady y Ould Jiddou siguen recluidos y pedimos su libertad inmediata e incondicional”.

Weddady y Ould Jiddou criticaron la presunta corrupción del gobierno en publicaciones en Facebook. Sus acusaciones se basaban en artículos publicados en los medios de comunicación según los cuales Emiratos Árabes Unidos (EAU) había congelado alrededor de 2.000 millones de dólares estadounidenses en cuentas bancarias pertenecientes a personas próximas a las autoridades mauritanas. Primero fueron interrogados como testigos por la Unidad de Delitos Económicos el 7 de marzo, tras la petición de que se abriera un sumario sobre las acusaciones de corrupción. Luego, el 22 de marzo, fueron detenidos. Tres días después, la policía registró sus domicilios sin que mediara una orden judicial y confiscó el ordenador de Weddady.

“Las autoridades mauritanas deben estar abiertas a debates y a las críticas de defensores y defensoras de los derechos humanos, activistas y periodistas. El respeto al derecho a la libertad de expresión y su protección deben ser una prioridad para las autoridades, antes de las elecciones presidenciales del próximo mes”, dijo Kiné Fatim Diop.

“Pedimos a las autoridades que pongan en libertad a Weddady y a Ould Jiddou y que respeten su derecho a expresar pacíficamente sus opiniones”.

Información complementaria

Según uno de los abogados de Weddady y Ould Jiddou, el Tribunal Supremo mauritano denegó la petición de los letrados de anular la apertura de las actuaciones y desestimó la solicitud de libertad bajo fianza. El 13 de mayo se presentó una nueva solicitud de libertad bajo fianza. En una declaración hecha pública el 22 de marzo, el fiscal desmintió las informaciones sobre corrupción publicadas en los medios de comunicación.