Actuamos por los derechos humanos
en todo el mundo

Buscar

Libertad para el activista Liu Xiaobo

Londres.- Las autoridades chinas deben dejar de inmediato en libertad al activista de los derechos humanos Liu Xiaobo, cuya apelación contra su condena de 11 años de prisión ha sido rechazada por un tribunal de Pekín, ha manifestado hoy Amnistía Internacional.

 

El Tribunal Popular Superior de Pekín ha confirmado hoy la condena de prisión impuesta a Liu Xiaobo por “incitar a la subversión del poder del Estado”. Conocido erudito y defensor de la reforma política y judicial de China, Liu Xiaobo fue condenado a 11 años de prisión el 25 de diciembre de 2009 simplemente por ejercer su derecho a la libertad de expresión.

 

“Al confirmar la sentencia, el tribunal ha desaprovechado la oportunidad de corregir una injusticia -ha señalado Roseann Rife, directora adjunta del Programa de Amnistía Internacional para Asia y Oceanía–. La severa condena impuesta es un claro recordatorio al pueblo chino y al mundo de que todavía no hay libertad de expresión ni un poder judicial independiente en China."

 

Se ha impedido asistir a la vista judicial a varios activistas de Pekín, que están bajo vigilancia desde anoche o desde esta madrugada. Sí se ha permitido la entrada a la sala a la esposa de Liu Xiaobo.

 

“Con estas son tres las causas vistas esta semana en que las autoridades han adoptado medidas de represión contra activistas. El mensaje está claro: no se permitirá que nadie critique al sistema saltándose los parámetros establecidos por las autoridades o intente organizar a la sociedad civil por vías independientes”, ha afirmado Roseann Rife.

 

El 8 de febrero, se rechazó la apelación de Huang Qi contra una pena de tres años de prisión, y el 9 de febrero se condenó a Tan Zuoren a cinco años de cárcel.

 

Ambos son defensores de los derechos humanos que han pedido que se rindan cuentas por las muertes de niños ocurridas en el terremoto de Sichuan de 2008 y por la represión militar del movimiento en favor de la democracia en Pekín en 1989.

 

Liu Xiaobo es coautor de la Carta 08, que es una propuesta de reforma política y legal en China. La policía se lo llevó de su casa, en Pekín, el 8 de diciembre de 2008, dos días antes de la fecha en que estaba previsto presentar la Carta 08. Desde la publicación de ésta, las autoridades chinas han interrogado y sometido a hostigamiento a muchos de sus signatarios, pero ninguno ha sido juzgado ni acusado siquiera de algún delito salvo Liu Xiaobo.

 

Dos Nobel de la Paz, Vaclav Havel y el Dalai Lama, además de muchas otras personalidades, apoyan la candidatura de Liu Xiaobo para este premio. Vaclav Havel fue coautor de la Carta 77, documento de 1977 en el que se pedía el respeto de los derechos humanos en Checoslovaquia y en el que está inspirada la Carta 08.

Varios signatarios más de la Carta 08 han pedido compartir con Liu Xiaobo la responsabilidad de su delito, y un grupo de altos cargos del Partido Comunista, entre ellos Hu Jiwei y Sha Yexin, han escrito una carta al presidente Hu Jintao donde cuestionan la base jurídica de la condena de Liu Xiaobo. Para más información sobre Liu Xiaobo, véase: