Saltar al contenido
Actuamos por los derechos humanos en todo el mundo
Buscar

La ONU debe reforzar el embargo de armas a la República Democrática del Congo

Las Naciones Unidas deben reforzar el embargo que han impuesto al suministro de armas a la República Democrática del Congo, han manifestado Amnistía Internacional y otras organizaciones de la sociedad civil en una carta abierta al Consejo de Seguridad de la ONU que se reúne hoy, 15 de diciembre, para discutir las condiciones del embargo.

En la República Democrática del Congo siguen cometiéndose todos los días abusos generalizados contra la población civil, como homicidios, agresiones sexuales y otras graves violaciones de derechos humanos, debido a la proliferación de las armas y municiones utilizadas por el ejército regular, la policía y los grupos armados.

La carta abierta señala que, cuando estas armas y municiones entran en el país procedentes de Sudán, China y otros lugares, la MONUC, fuerza de mantenimiento de la paz de la ONU, no cuenta con ningún procedimiento para garantizar la correcta salvaguardia, distribución, almacenamiento y uso del material militar por parte de unidades determinadas de las fuerzas armadas de la República Democrática del Congo. La carta también insta al Consejo de Seguridad a ampliar el embargo de armas a todo el territorio de la República Democrática del Congo, con algunas excepciones, o al menos a poner en práctica cinco recomendaciones concretas centradas en la manera de rastrear con más eficacia el material militar bajo la supervisión de la MONUC a fin de impedir que se lo desvíe a otros destinatarios.

Las organizaciones exhortan al Consejo de Seguridad de la ONU a animar a la comunidad internacional a tomar medidas urgentes que ayuden a resolver la falta de avances por parte del gobierno de la República Democrática del Congo en lo que se refiere a profesionalizar sus fuerzas de seguridad, salvaguardar sus arsenales y acabar con la impunidad. La carta abierta concluye con un llamamiento a los Estados miembros de la ONU a que no sólo se basen en embargos de armas, sino que también cooperen para la pronta aprobación de un Tratado Internacional sobre el Comercio de Armas fundado en los principios de la Carta de las Naciones Unidas y el derecho internacional de los derechos humanos. La semana que viene, la Asamblea General de la ONU celebrará una votación sobre el avance hacia la creación de dicho instrumento.

Cómo puedes ayudar