Actuamos por los derechos humanos
en todo el mundo

Buscar

La Ley de Amnistía no puede sustituir a un sistema de justicia efectivo

Las cantantes Pussy Riot encarceladas, algunos de los detenidos en el caso Bolotnaya y los activistas extranjeros de 'Ártic 30' pueden pueden ser liberados bajo una ley de amnistía de Rusia © Игорь Мухин

Las autoridades rusas deben poner en libertad inmediata e incondicional a todos los presos de conciencia. Así lo ha manifestado Amnistía Internacional hoy, cuando el Parlamento ruso ha aprobado un proyecto de ley de amnistía que puede suponer la liberación de las integrantes del grupo musical Pussy Riot encarceladas y de algunos detenidos del caso Bolotnaya. También es posible que se permita a los activistas extranjeros del “Arctic 30” de Greenpeace salir de Rusia.

Resulta difícil sentirse satisfecho por la ley de amnistía aprobada hoy por la Duma rusa. Aunque sin duda beneficiará a muchas víctimas de injusticias, no eliminará los antecedentes penales de las personas condenadas indebidamente. Además, tampoco alcanzará a todas las personas a las que Amnistía Internacional considera presas de conciencia, entre ellas muchas que están siendo juzgadas en relación con la protesta de 2012 en la plaza Bolotnaya”, ha manifestado John Dalhuisen, director del Programa para Europa y Asia Central de Amnistía Internacional.

Esta Ley de Amnistía no puede sustituir a un sistema de justicia efectivo e independiente. De hecho, es una prueba más de la politización de la justicia en Rusia.”

“La mejor manera en que las autoridades rusas pueden conmemorar el 20 aniversario de la Constitución de Rusia sería empezar a respetarla.”

“Las personas a las que Amnistía Internacional ha adoptado como presas de conciencia no deberían haber sido detenidas, acusadas y condenadas, para empezar. Han sido encarceladas exclusivamente por expresar sus opiniones. Hay que anular todas las condenas y cargos penales impuestos a los presos de conciencia que van a ser liberados a causa de la amnistía. Los demás presos de conciencia que permanecen entre rejas, incluidos los ex empresarios Mikhail Khodorkovsky y Platon Lebedev, deben ser puestos en libertad inmediata e incondicional.”