Actuamos por los derechos humanos
en todo el mundo

Buscar

El Congreso pide al Gobierno una Ley para el control y la transparencia del comercio de armas

Madrid/Barcelona, 12 de diciembre.- Mañana, tras un año de trabajo parlamentario por parte de Amnistía Internacional, Greenpeace e Intermón Oxfam, el Congreso de los Diputados debatirá una Proposición No de Ley que pide al Gobierno que presente un Proyecto de Ley para el control del comercio de armas en el plazo de un año. Aunque con retraso, esta PNdL representa un avance sustancial en la campaña por el control y la transparencia del comercio de armas que estas ONG tienen en marcha desde hace años.

 

"Necesitamos una ley que garantice que las armas españolas no llegan a destinos equivocados y por ello instamos a todos los grupos políticos a aprobar esta PNdL", afirmaron las ONG, que en los últimos años han analizado las exportaciones españolas constatando que en muchos casos las armas llegan a países en conflicto o con graves violaciones de derechos humanos. Así, en 2004 España exportó armas a países como Colombia, Israel y Arabia Saudí, y hasta un 40% de los destinos de las armas podrían no superar la aplicación del Código de Conducta de la Unión Europea sobre exportación de armas.

 

Mientras se aprueba la Ley, las ONG piden al Gobierno que no espere para aumentar la transparencia en la información oficial sobre ventas de armas, adaptando las mejores prácticas de países de nuestro entorno, y que aplique estricta y escrupulosamente los criterios del Código de Conducta de la Unión Europea en esta materia.

 

Las informaciones aparecidas en los medios de comunicación recientemente sobre venta de armas españolas a Venezuela, Colombia y Angola sugieren, una vez más, que el Código de Conducta no se está aplicando con rigor. El Gobierno español debe explicar qué garantías tiene de que las ventas anunciadas no ponen en riesgo los derechos humanos o la estabilidad de la región.

 

Especialmente preocupante resulta el caso de Colombia, un país inmerso en un conflicto armado caracterizado por las violaciones de los derechos humanos. Además, el Congreso de los Diputados aprobó una Proposición No de Ley instando al Gobierno a condicionar la venta de armas a ese país al respeto de los derechos humanos. Así, con esta venta no sólo se estaría vulnerando claramente el Código de Conducta, sino que no se respetaría la recomendación del Congreso. Igualmente en el caso de Venezuela, el Gobierno español debe explicar cómo ha interpretado los criterios del Código de Conducta y qué garantías tiene de que esa venta no puede perjudicar la estabilidad de la región.

 

En cuanto a las posibles ventas a Angola, cabe recordar que se trata un país donde las tensiones militares siguen teniendo lugar en la zona de Cabinda, continúan siendo numerosos los informes de violencia política y de violaciones de derechos humanos cometidas por soldados y policías del país, incluidos los desalojos forzados de familias.

 

"Mañana el Congreso de los Diputados tiene la oportunidad de dar un paso adelante histórico a favor del control del comercio de armas y celebramos que esta iniciativa haya contado con el apoyo de todos los grupos parlamentarios. Una vez aprobada, trabajaremos para que la futura Ley permita a los ciudadanos saber con detalle qué tipo de armas, en qué cantidad y por qué valor se venden a cada país y que establezca claramente cuándo y con qué condiciones se pueden exportar armas españolas", añadieron las ONG.