Actuamos por los derechos humanos
en todo el mundo

Buscar

El COI cede a las peticiones de China sobre censura en Internet

"El Comité Olímpico Internacional y el Comité Organizador de Pekín para los Juegos Olímpicos deberían cumplir su compromiso con la 'libertad completa para los medios de comunicación' y proporcionar acceso inmediato y sin censura a Internet en las instalaciones para la prensa de los Juegos. La censura de Internet en estos Juegos pone en peligro derechos humanos fundamentales y traiciona los valores olímpicos”, ha declarado Mark Allison, investigador de Asia Oriental para Amnistía Internacional.

 

La organización responde a las declaraciones realizadas por Kevin Gosper, presidente de la comisión de prensa del Comité Olímpico Internacional (COI), que ha manifestado: “Lamento que, al parecer, el BOCOG ha anunciado ahora que habrá limitaciones en el acceso a sitios web durante la celebración de los Juegos […] Tengo entendido también que algunos funcionarios del COI negociaron con los chinos que se bloquearían algunos sitios conflictivos porque no se consideraban relacionados con los Juegos.”

 

Los periodistas extranjeros que trabajan desde el centro de prensa olímpico de Pekín no pueden acceder al sitio web de Amnistía Internacional. Los informes indican que se han bloqueado varios sitios web más.

 

El COI ha subrayado en numerosas ocasiones la relajación de las restricciones impuestas a los medios de comunicación extranjeros en China como ejemplo de la mejora prometida en materia de derechos humanos por las autoridades chinas por albergar los Juegos Olímpicos, El 1 de abril, Kevin Gosper declaró que el bloqueo continuado de algunos sitios web “desacreditaría a los anfitriones”. El 17 de julio, Jacques Rogge, presidente del COI, manifestó que "no habrá censura en Internet."

 

"Esta flagrante censura de los medios de comunicación añade una promesa rota más que debilita la afirmación de que los Juegos contribuirían a mejorar los derechos humanos en China", añadió Mark Allison.

 

El lunes 29 de julio, Amnistía Internacional publicó el informe titulado China: La cuenta atrás para los Juegos Olímpicos. Promesas incumplidas, en el que evalúa la actuación de las autoridades chinas en cuatro áreas relacionadas con los valores básicos de los Juegos Olímpicos: la persecución de activistas de derechos humanos, la detención sin juicio, la censura y la pena de muerte. Todas ellas guardan relación con los “valores básicos” de la “dignidad humana” y el “respeto a los principios éticos fundamentales universales” contenidos en la Carta Olímpica. El nuevo informe muestra que se han producido escasos avances en el cumplimiento de la promesa hecha por las autoridades chinas de mejorar los derechos humanos y que, por el contrario, continuaba el deterioro en áreas clave.