Actuamos por los derechos humanos
en todo el mundo

Buscar

Dos importantes premios internacionales de derechos humanos celebran el poder del activismo individual en la lucha por la dignidad humana

(Sydney/Johannesburgo) Hoy, 1 de noviembre de 2006, Amnistía Internacional ha celebrado el poder del liderazgo de principios y del activismo individual con dos grandes premios internacionales de derechos humanos. En Johannesburgo, Amnistía Internacional otorgó el Premio Embajador de Conciencia 2006, su más prestigioso galardón, a Nelson Rolihlahla Mandela. Simultáneamente,  la Fundación por la Paz de Sidney concedió el Premio por la Paz de Sidney a la secretaria general de Amnistía Internacional, Irene Khan, por su “liderazgo como valiente defensora del respeto universal de los derechos humanos” y sus “esfuerzos para erradicar la violencia contra las mujeres”.
 

“El Premio Embajador de Conciencia reconoce el mérito de Nelson Mandela por su liderazgo sin temor a las consecuencias; el Premio por la Paz de Sidney reconoce el mérito del colectivo de activistas de derechos humanos por su valentía a ultranza –ha manifestado Irene Khan–. Amnistía Internacional cobra fuerzas del ejemplo de Mandela para renovar su compromiso con la dignidad humana, los derechos humanos y la justicia.”

 

“Nelson Mandela es un icono mundial de la esperanza y también una fuente de profunda inspiración, no sólo para la población africana sino para millones de activistas en todo el mundo que, a través de nuestro compromiso personal basado en principios, tratamos de cambiar el mundo para mejor” ha asegurado Irene Khan.  

 

En Johannesburgo, Nelson Mandela expresó su satisfacción por el honor de recibir el premio de Amnistía Internacional.

 

En Sydney, Irene Khan declaró al recibir el Premio por la Paz que lo aceptaba en nombre de “todas las personas que deciden protestar en lugar de guardar silencio, levantarse y hacerse oír, actuar en vez de mirar hacia otro lado”.

 

Reconoció que “la necesidad del activismo individual nunca fue mayor que hoy, en un momento en que el miedo y el liderazgo frustrado ponen en peligro la paz y los derechos humanos”. 
 
“Se está elaborando una agenda nueva en la cual las normas se reescriben en favor de los poderosos y privilegiados mientras que siguen sin ser abordadas las verdaderas causas de la inseguridad, como la pobreza, la violencia, la discriminación y el VIH/sida, que afectan a la vida de muchas más personas” señaló Irene Khan.

 

“Hoy, el mundo necesita desesperadamente la clase de liderazgo progresista que representan la vida y la obra de Nelson Mandela.”

 

“Aquel hombre que se negó a colaborar con la injusticia del apartheid ha inspirado una nueva visión de la justicia en la cual la pobreza es tan perversa e injusta en la actualidad como lo era el apartheid en el pasado. Rendimos homenaje a Mandela, que una vez fuera el preso más famoso del mundo, con nuestro trabajo para liberar a todas aquellas personas presas de la pobreza, el prejuicio y la violencia que han caído en el olvido. Nos inspiramos en el liderazgo valiente de Mandela para reclamar justicia en favor de la población de Darfur, de las mujeres y niñas que sufren violencia y de las personas que viven con el VIH/sida.”