Actuamos por los derechos humanos
en todo el mundo

Buscar

Debe ofrecer a una mujer embarazada acceso a tratamiento médico vital

El aborto es ilegal en todas las circunstancias en El Salvador. © Amnistía Internacional

Las autoridades en El Salvador deben, de forma inmediata, proveer a una mujer embarazada seriamente enferma tratamiento médico vital que, hasta ahora, le ha sido negado, dijo hoy Amnistía Internacional.

Los médicos dicen que Beatriz podría morir su continúa con su embarazo, pero no la han tratado porque temen que si interrumpen el embarazo pueden ser procesados bajo las estrictas leyes anti-aborto del país.

La mujer de 22 años esta embarazada de cuatro meses y medio y ha sido diagnosticada con un número de enfermedades severas, incluyendo lupus y fallas renales.

Los medios también han confirmado que al feto que lleva le falta una gran parte del cerebro y cráneo, por lo que se espera que muera antes de nacer o a las pocas horas o días de su nacimiento.

Ha pasado más de un mes desde que el hospital solicitó permiso para proveer a Beatriz el tratamiento que necesita, pero las autoridades todavía no han acordado que se lleve a cabo.

El Código Penal del país establece que cualquier persona que solicite o lleve a cabo un aborto puede recibir una larga sentencia en prisión. Esto significa que tanto los médicos como Beatriz pueden arriesgar encarcelamiento si llevan a cabo la interrupción.

“La situación de Beatriz es apremiante y no debe esperar más. Sus posibilidades de supervivencia dependen de la decisión de las autoridades,” dijo Esther Major, Investigadora sobre Centroamérica de Amnistía Internacional.

“La demora es nada menos que cruel e inhumana. El gobierno tiene la responsabilidad de asegurar que Beatriz pueda acceder al tratamiento vital que necesita.”

Beatriz, que ya tiene un niño de un año, estaba enferma antes de quedar embarazada pero sus dolencias estaban bajo control. Todo empeoro después de quedar embarazada por segunda vez, lo que significa que necesita ayuda médica vital.

Ha llevado su caso hasta la Corte Suprema del país, quien esta actualmente considerando su pedido de tratamiento médico.

“Esperamos que la Corte Suprema trate este caso con la urgencia que amerita, teniendo en cuenta que la vida y salud de Beatriz están en riesgo. Al serle denegado el tratamiento médico que tan urgentemente necesita, ella esta sufriendo un trato cruel, inhumano y degradante.”