Actuamos por los derechos humanos
en todo el mundo

Buscar

Bolotnaya, un juicio-farsa por motivos políticos

Más de 400 manifestantes fueron detenidos y varios manifestantes y policías resultaron heridos en el acto en la plaza Bolotnaya contra el gobierno de Vladimir Putin. © Maria Pleshkova / Demotix

Amnistía Internacional pide que se retiren los cargos de disturbios masivos formulados contra todos los procesados de Bolotnaya. La organización considera que el juicio de la plaza de Bolotnaya que se está celebrando en Moscú no es más que un intento político de presentar a los manifestantes como personas dispuestas a cometer actos de violencia masiva y de disuadir de que se hagan protestas en el futuro.

Amnistía Internacional ha reconocido como presos de conciencia a otras siete personas de las que están siendo juzgadas actualmente y considera que todos los acusados de “participación en disturbios masivos” en relación con la protesta de la plaza de Bolotnaya del 6 de mayo de 2012 son víctimas de una flagrante injusticia.

“Lo que pasó en realidad en la plaza de Bolotnaya no fue el apaciguamiento de una revuelta, sino el aplastamiento de una protesta. Lo que se está haciendo en el juicio de Bolotnaya no es desenmascarar la violencia orquestada, sino un sistema de justicia penal totalmente sometido a los dictados de sus amos políticos”, declaró John Dalhuisen, director del Programa Regional para Europa y Asia Central de Amnistía Internacional.  

 

Más información:

Anatomy of injustice: The Bolotnaya square trial