Saltar al contenido
Actuamos por los derechos humanos en todo el mundo
Buscar

Amnistía Internacional condena el asesinato de dos periodistas de Radio France Internationale

Claude Verlon (con gafas) y Ghislaine Dupont (primer plano), en Malí, julio 2013. RFI/Pierre René-Worms

Amnistía Internacional condena en los términos más enérgicos el brutal asesinato de Ghislaine Dupont y Claude Verlon, periodistas de Radio France Internationale (RFI), en Malí. Ambos fueron secuestrados por hombres armados sin identificar el sábado 2 de noviembre de 2013 en Kidal (1.500 kilómetros al noreste de Bamako) y asesinados a sangre fría minutos después de su secuestro. La organización confía en que las autoridades lleven a cabo una investigación adecuada y se procese a los presuntos autores.

Ghislaine Dupont y Claude Verlon llegaron a Kidal el 29 de octubre de 2013 en un avión de la Misión Multidimensional Integrada de Estabilización de las Naciones Unidas en Malí (MINUSMA). El sábado 2 de noviembre de 2013, ambos periodistas se dirigieron a la casa de Ambeiri Ag Rhissa, representante del Movimiento Nacional de Liberación de Azawad, para entrevistarlo. Se trata de un grupo armado de oposición tuareg que está en el centro de la rebelión armada desencadenada en el norte de Malí en enero de 2012.

Al término de la entrevista, varios hombres armados sin identificar secuestraron a ambos periodistas. Los cadáveres aparecieron minutos después, acribillados a balazos.

Las autoridades de Francia y Malí han anunciado que se ha abierto una investigación.

 

Información complementaria

Los homicidios se han cometido en un contexto de inseguridad creciente en el norte del país. Esta región, bajo el control casi absoluto de los ejércitos francés y maliense desde febrero de 2013, ha visto resurgir los ataques de grupos armados de oposición en septiembre y octubre.

La región de Kidal es especialmente propensa a una situación de inseguridad recurrente. A pesar de la presencia del ejército francés (Operación Serval) y la MINUSMA, el gobierno maliense no tiene el control absoluto de la región ya que está parcialmente dominada por grupos tuaregs rivales.

El Acuerdo de Uagadugú, firmado en junio de 2013 principalmente por el gobierno maliense y el Movimiento Nacional de Liberación de Azawad, dispone el acantonamiento de los grupos armados, el “despliegue de efectivos de la Gendarmería y la Policía Nacional en la región de Kidal, incluida la ciudad de Kidal” y el “despliegue progresivo del ejército maliense en Kidal, en estrecha cooperación con la MINUSMA y la Operación Serval”. Tales despliegues no se han realizado hasta la fecha en la ciudad de Kidal, por la que siguen circulando libremente hombres armados.

Cómo puedes ayudar