Actuamos por los derechos humanos
en todo el mundo

Buscar

Amnistía Internacional asistirá como observadora al juicio de Sadam Husein

Una delegación de Amnistía Internacional compuesta por tres personas ha llegado a Bagdad para observar la sesión de apertura del juicio contra el ex presidente iraquí Sadam Husein y siete ex altos cargos de Irak, prevista para el miércoles 19 de octubre en Bagdad.

 

Amnistía Internacional asiste como observadora al juicio para evaluar su grado de cumplimiento con las normas de justicia procesal y para dejar claro el compromiso de la organización de ayudar a garantizar que las víctimas de abusos contra los derechos humanos tienen acceso a la justicia, tanto por el bien de la propia justicia como por la importancia que este elemento tiene para romper el ciclo de impunidad que a menudo facilita graves violaciones de derechos humanos.

 

La organización considera que este juicio es un importante primer paso para lograr este fin y para llevar justicia y reparación a las víctimas de abusos cometidos durante el gobierno de Sadam Husein.

 

A Amnistía Internacional le preocupa que Sadam Husein y los demás acusados reciban un juicio justo, uno que cumpla las normas internacionales de justicia procesal, y le preocupa tanto por cuestión de principios y como porque este juicio puede marcar la pauta para futuros juicios contra personas acusadas de perpetrar graves abusos contra los derechos humanos en Irak en años pasados. Los juicios justos contra los presuntos autores son fundamentales para que las víctimas de abusos contra los derechos humanos obtengan realmente justicia. A Amnistía Internacional le preocupa también el hecho de que Sadam Husein y los demás acusados, de ser declarados culpables, no deben ser condenados a muerte y ejecutados.

 

 Durante más de tres décadas, Amnistía Internacional documentó violaciones graves y masivas de derechos humanos bajo el gobierno de Sadam Husein, y pidió repetidamente a la comunidad internacional que actuara. Es importante que se haga justicia para las miles de víctimas de abusos, y que la justicia se imparta mediante procedimientos judiciales justos. Es una cuestión de la máxima importancia para el futuro de los derechos humanos en el país.