Actuamos por los derechos humanos
en todo el mundo

Buscar

Se celebra en Pamplona la XXXI Asamblea General de la organización

Amnistía Internacional alerta sobre las miles de víctimas olvidadas en las crisis de derechos humanos actuales

Pamplona-Iruña.- 200 personas, representando a los más de 34.000 socios de la Sección Española de Amnistía Internacional, se reúnen en Pamplona el 23 y 24 de abril para participar en la XXXI Asamblea General Federal de la organización. Durante dos días los miembros de Amnistía Internacional abordan las prioridades en materia de derechos humanos de la Sección española durante el próximo año.

 

“Fuera de los focos de las cámaras, miles de personas mueren o ven vulnerados sus derechos en lugares olvidados como Nepal, Sudán, Zimbabue, Colombia, República Democrática del Congo, Haití o Chechenia que viven las peores crisis de derechos humanos del momento. Ni siquiera la ONU tiene la fuerza necesaria para señalar y avergonzar a los responsables de estos abusos, así como exigirles verdad, justicia y reparación” asegura Juan Lucas, presidente de Amnistía Internacional en España.

 

La organización ha pedido recientemente la reforma de los organismos de derechos humanos internacionales, para hacer frente a estas crisis que provocan a diario miles de víctimas. “La ONU debe actuar con urgencia para preservar su propio legado”, continúa Juan Lucas.

 

En ese mismo marco, el comercio incontrolado de las armas ligeras provoca 500.000 muertes al año, una por minuto, sin que se concrete un tratado internacional que las regule, a pesar de los esfuerzos de Amnistía Internacional, Intermón Oxfam y la Red IANSA que llevan dos años de campaña denunciando el efecto demoledor de estas armas y sus consecuencias terribles para la población.

 

“Muchos de los conflictos olvidados se ven alimentados también por la participación de niños y niñas soldados, que son obligados por gobiernos y grupos armados a combatir en primera línea de batalla. 300.000 menores, según los últimos datos, se ven afectados por esta situación. Nuestra organización, como parte de una Coalición Internacional, llama la atención de la opinión pública sobre estos hechos y pide la puesta en marcha de sanciones a los responsables”, ha declarado Juan Lucas.

 

Igualmente, al estallar un conflicto armado aumentan todas las formas de violencia. Y en este contexto las mujeres son las víctimas más afectadas, ya que son sometidas a ciertos abusos con más frecuencia que los hombres: violencia sexual, violación... “Discriminadas, invisibles, acuciadas por la pobreza, los estragos de la guerra se ceban sobre ellas de una manera abrumadora. Amnistía Internacional continuará su campaña para prevenir y erradicar la violencia hacia las mujeres, no sólo en conflictos armados, sino también en el hogar, que para muchas mujeres no es un lugar seguro, sino el escenario de una agresión”.

 

Primer Aniversario Torturas en Abu Grahib

Hace un año, se hacían públicas las terribles imágenes que mostraban torturas perpetradas por oficiales estadounidenses en la prisión iraquí de Abu Grahib. Un año después se puede afirmar que esta práctica no es aislada sino que responde a una estrategia en el contexto de la lucha contra el “terrorismo”.

 

Para combatirla, es necesario un compromiso absoluto y una vigilancia constante. Sin embargo, el gobierno de Estados Unidos parece legitimar prácticas de tortura y tratos inhumanos y degradantes (Irak, Afganistán, Guantánamo…). “En el mejor de los casos, ha establecido las condiciones para que se inflijan al reducir las salvaguardias y no responder adecuadamente a las denuncias de abusos. En el peor, ha autorizado el uso de técnicas de interrogatorio que incumplen abiertamente la obligación de este país de rechazar la tortura y los malos tratos en cualquier circunstancia y en todo momento”, asegura Juan Lucas.

 

Prioridades de Amnistía Internacional en España

Actualmente, Amnistía Internacional cuenta en España con más de 34.000 socios, 87 grupos locales, más de 30.000 personas que de modo continuo envían cartas a favor de los derechos humanos de víctimas individuales en todo el mundo y más de 1.300 personas voluntarias que colaboran activamente para el logro de los objetivos de la organización.

 

En el próximo año, los activistas trabajarán en España:

- Contra la discriminación por motivos racistas y de cualquier otra índole.

- Por la erradicación de la tortura y los malos tratos, y el derecho a la reparación a las víctimas.

- Para exigirle al Estado que ejerza la diligencia debida que le corresponde en los casos de violencia contra las mujeres.

- Por la verdad, la justicia y la reparación para las víctimas de la guerra civil y del régimen franquista.

- Para que se imparta una asignatura de educación en derechos humanos en las facultades de Magisterio y Pedagogía.

 

Una organización moderna, eficaz y participativa

La Sección española de Amnistía Internacional ha establecido en su plan de trabajo para este año una estrategia para potenciar Internet de forma mucho más activa como herramienta de lucha contra las violaciones de derechos humanos, con la creación de un Centro de Acción (www.actuaconamnistia.org)  para los miles de ciberactivistas que colaboran con las campañas de la organización. En el último año millones de personas han participado on-line en las diferentes acciones web de denuncia.

 

Además, para conseguir una mayor base social que aporte más presión y fuerza a las demandas de la organización, se ha planteado un crecimiento en el número de socios, la creación de cuatro nuevos grupos de voluntariado y dar prioridad al trabajo con jóvenes impulsando cuatro nuevos grupos universitarios.