Actuamos por los derechos humanos
en todo el mundo

Buscar

Amnistía Internacional acoge con satisfacción el indulto concedido a Lmrabet y a otras víctimas de violaciones de derechos humanos en Marruecos

Alí Lmrabet indultado por el rey Mohamed VI

La organización insta a las autoridades marroquíes a que revisen o deroguen las leyes que limitan el ejercicio de la libertad de expresión

Madrid.- Amnistía Internacional ha acogido con gran satisfacción la noticia del indulto y puesta en libertad del periodista Alí Lmrabet, que se producía hoy mismo después de 231 días de encarcelamiento, por instrucción de la casa real marroquí.

 

Además de este periodista marroquí, otras 32 personas han sido indultadas, entre las que se encuentran otros presos de conciencia, defensores de los derechos humanos y periodistas por los que Amnistía Internacional estaba trabajando.  Entre estos, destacan los casos de Alí Salem Tamek, defensor de los derechos humanos saharaui y de Mohamed Rachid Chiriif, defensor de los derechos humanos marroquí  torturado durante su detención.

 

A pesar de esta buena noticia, la organización de derechos humanos insta a las autoridades marroquíes a que deroguen o revisen toda la legislación que, en violación de normas internacionales, estipula sentencias de prisión por el ejercicio pacífico del derecho a la libertad de expresión y otros derechos fundamentales en Marruecos. Asimismo, Amnistía Internacional seguirá trabajando por los presos de conciencia que aún permanecen en cárceles marroquíes y por los presos políticos que han sido víctimas de tortura y que no han tenido juicios justos.

 

El caso de Alí Lmrabet

 

Ali Lmrabet, editor-jefe de dos publicaciones satíricas independientes, Demain Magazine y Doumane, se encontraba desde el pasado 30 de noviembre en huelga de hambre, en protesta por su continua reclusión. El periodista había expresado su determinación de permanecer en huelga de hambre hasta ser puesto en libertad. Con anterioridad, Ali Lmrabet ya había emprendido una huelga de hambre de 47 días en mayo del año pasado en protesta por el sumario y el consiguiente encarcelamiento que sufrió y tuvo que ser admitido en un hospital.

 

La Corte de Apelación de Rabat, la capital marroquí, había aplazado hasta el próximo 7 de abril de 2004 la vista de apelación presentada por el abogado de Ali Lmrabet con el fin de revocar la sentencia de cuatro meses de prisión dictada el 21 de Noviembre de 2001. Este retraso lo habían solicitado esta misma mañana los abogados de Alí Lmrabet debido a su precario estado de salud después de 38 días de huelga de hambre.

 

El periodista fue hallado culpable de "diseminar información falsa que socava el orden público o que es probable que lo socave" después de publicar un artículo sobre un palacio real en Demain Magazine el 20 de Octubre de 2001. Además de la condena a prisión, se le impuso una multa de 30.000 dirhams marroquíes (aproximadamente 3.000 dólares USA).

 

El artículo se titulaba "El palacio real de Skhirat al parecer se encuentra 'en venta ' " (Le palais royal de Skhirat serait en vente). En él se afirmaba que la publicación había recibido información que de que se había tomado la decisión al más alto nivel en Marruecos de vender el palacio real a inversores extranjeros que querían reconvertirlo en un complejo turístico.

 

Primera Condena

 

Ali Lmrabet fundó la revista semanal Demain Magazine a principios de 2001. Su anterior publicación, Demain , fue prohibida por las autoridades marroquíes en Diciembre de 2000 por "socavar la estabilidad del estado", tras la publicación de un artículo en el que se sugería que la izquierda política de Marruecos estaba implicada en un intento de golpe de estado en 1972 contra el anterior Rey, Hassan II. También es corresponsal de la organización internacional de prensa, Reporters sans frontières (Reporteros sin Fronteras).

 

Ali Lmrabet se encontraba actualmente cumpliendo una sentencia de tres años de prisión, pronunciada en fase de apelación el 17 Junio 2003. Fue hallado culpable de los cargos de injurias al Rey Mohamed VI, "socavando la monarquía" y "amenazando la integridad del territorio nacional" en base a varios artículos, caricaturas y un fotomontaje que habían sido publicados en sus publicaciones. Entre ellos destaca un artículo en el que aparecían extractos de una entrevista, ya publicada en un periódico español, con un preso político marroquí que abogaba por el derecho de autodeterminación para los saharauis en el Sahara Occidental y asimismo una caricatura en la que se hacían comentarios sobre la aprobación parlamentaria del presupuesto de la casa real. También le fue impuesta una multa de 20.000 dirhams (aproximadamente 2.000 dólares USA) y se prohibieron sus publicaciones.

 

Información General

 

La monarquía y el estatus del Sahara Occidental son un tabú en el debate público de Marruecos. Varias personas, incluidos periodistas y activistas políticos, han sido encarceladas a lo largo de los últimos meses tras expresar pacíficamente sus opiniones sobre estas cuestiones. El Sahara Occidental es un territorio disputado reivindicado tanto por Marruecos, que se lo anexó en 1975, como por el Frente Polisario, que reivindica un estado independiente en ese territorio y que ha proclamado un gobierno en el exilio con sede en los campos de refugiados cercanos a Tinduf, en el sudoeste de Argelia.