Amnesty IconsAmnesty IconsAmnesty IconsAmnesty IconsAmnesty IconsAmnesty IconsAmnesty IconsAmnesty IconsAmnesty IconsAmnesty IconsAmnesty IconsAmnesty IconsAmnesty IconsAmnesty IconsAmnesty IconsAmnesty IconsAmnesty IconsAmnesty IconsAmnesty IconsAmnesty IconsAmnesty IconsAmnesty IconsAmnesty IconsAmnesty IconsAmnesty IconsAmnesty IconsAmnesty IconsAmnesty IconsAmnesty IconsAmnesty IconsAmnesty IconsAmnesty IconsAmnesty IconsAmnesty IconsAmnesty IconsAmnesty IconsAmnesty IconsAmnesty IconsAmnesty IconsAmnesty IconsAmnesty IconsAmnesty IconsAmnesty IconsAmnesty IconsAmnesty IconsCovid IconsCovid IconsCovid IconsCovid IconsCovid IconsCovid Icons
Actuamos por los derechos humanos
en todo el mundo

Afganistán: La instalación de miles de cámaras puede crear un estado de vigilancia total

Imágen de ojo de vigilancia digital
Getty Images


En respuesta a la decisión de los talibanes de instalar 62.000 cámaras de seguridad en Kabul y otras zonas, Matt Mahmoudi, investigador y asesor de Amnistía Internacional sobre Inteligencia Artificial y Derechos Humanos, ha manifestado:

“La adopción de una arquitectura de vigilancia masiva de estas características en nombre de la ‘seguridad nacional’ allana el camino a que los talibanes continúen con sus políticas que vulneran los derechos fundamentales de la población de Afganistán, especialmente los de las mujeres en los espacios públicos.”

“De instalarse, esta arquitectura de vigilancia también erosionaría los derechos a la intimidad y a la libertad de reunión y expresión, que sufren un ataque sin precedentes desde que los talibanes llegaron al poder, lo que ha provocado que el Estado de derecho se desvanezca.”


Información complementaria

Amnistía Internacional ha documentado anteriormente que las autoridades israelíes utilizan la tecnología de reconocimiento facial para apoyar su dominio y opresión constantes contra la población palestina en los Territorios Palestinos Ocupados. Amnistía Internacional también ha documentado con anterioridad el uso de miles de cámaras de circuito cerrado con capacidad para el reconocimiento facial en la ciudad de Nueva York, muchas de las cuales se usaron en comunidades de color y aumentaron la actuación policial racialmente discriminatoria.

Desde que tomaron el país, los talibanes han diezmado los derechos de las mujeres y las niñas en Afganistán. La magnitud y la gravedad de las violaciones de derechos humanos que cometen los talibanes contra las mujeres y las niñas también aumentan mes a mes.

Contigo somos independientes

Amnistía Internacional lo forman personas que defienden una humanidad justa y libre alrededor del mundo. Personas como tú, que creen en nuestro trabajo. Por eso, si tú también defiendes los derechos humanos, te necesitamos para seguir siendo independientes. Puedes hacerlo desde aquí en menos de un minuto, con cuotas a partir de 4 € al mes.

Nos mantenemos firmes con nuestros principios: no aceptamos ni una sola subvención de ningún gobierno, ni donaciones de partidos políticos.

Haz posible nuestra independencia.