Actuamos por los derechos humanos
en todo el mundo
Una niña sostiene un cartel que dice "Abuso sexual infanManifestación frente a la Fiscalía General en Ciudad del Este, Paraguay.

Una niña sostiene un cartel que dice "Abuso sexual infantil nunca más, gritos sin voz", en una manifestación frente a la Fiscalía General en Ciudad del Este, Paraguay. © AP Photo/Peter Prengaman

Blog

Paraguay: 9 datos para entender el abuso sexual contra niñas, niños y adolescentes

Por Amnistía Internacional,

Con título en guaraní Mitãkuña ndaha’eiva’erã sy (Son niñas, no madres), Amnistía Internacional ha lanzado un informe en el que analiza las fallas del sistema que existe en Paraguay para abordar casos de violencia sexual contra niñas, niños y adolescentes. En él explica el duro camino de obstáculos a los que se enfrentan para reconstruir sus vidas y obtener justicia en un país donde las autoridades ignoran sus voces y las obligan a llevar a término embarazos producto de violaciones.

La crisis es monumental. Solo en 2019, el Ministerio Público recibió, en promedio,12 denuncias de violencia sexual contra niños, niñas y adolescentes cada día. Expertas estiman que por cada dos casos que conocen, pueden existir al menos otros 10.

protesta que exige al gobierno proteger a los niños de los abusos en Asunción, Paraguay

Una joven de la zona de Concepción sostiene un cartel que dice "Los niños no son juguetes sexuales y su inocencia no está en venta" durante una protesta que exige al gobierno proteger a los niños de los abusos en Asunción, Paraguay. © AP Photo/Jorge Saenz

Paraguay sigue teniendo algunas de las leyes más restrictivas de las Américas respecto al acceso a un aborto seguro y legal. La interrupción del embarazo es un delito penado con privación de la libertad, con la excepción de los casos cuando la vida de la gestante corre peligro.

Para las niñas, las opciones suelen ser muy limitadas, a pesar de los enormes riesgos que un parto precoz puede significar para sus cuerpos y vidas – las niñas menores de 15 años tienen cuatro veces más probabilidades de morir por complicaciones relacionadas con el embarazo, además de correr un mayor riesgo de tener partos prematuros.

Sin opciones, muchas niñas terminan viviendo con sus abusadores o en hogares infantiles donde a menudo sufren presiones para convertirse en madres, y son sujetas a más abusos, alejadas de toda posibilidad de una educación de calidad y un proyecto de vida digno.

Además, como consecuencia de no escuchar a las personas profesionales que responden a la violencia sexual en niñas y adolescentes, las autoridades paraguayas no están promoviendo la detección temprana, no están impartiendo la educación integral en sexualidad con enfoque de género y no están coordinando y agilizando su respuesta para evitar la revictimización secundaria.

marcha para conmemorar el Día Internacional de la Eliminación de la Violencia contra la Mujer en Asunción, Paraguay

Una niña es fotografiada con un cartel que dice "Que nuestros sueños sean más grandes que nuestros miedos" durante una marcha para conmemorar el Día Internacional de la Eliminación de la Violencia contra la Mujer en Asunción, Paraguay. © REUTERS/Jorge Adorno

Estos son los principales datos del informe:

  • Cada año en Paraguay, una media de 2 niñas de entre 10 y 14 años dan a luz al día. (Ministerio de Salud Pública y Bienestar Social).
     
  • El 80% de los casos de abusos sexuales contra niñas, niños y adolescentes tienen lugar en el entorno familiar (Ministerio de la Niñez y la Adolescencia y UNICEF Paraguay).
     
  • Solo en 2019, el Ministerio Público recibió un promedio de 12 denuncias de violencia sexual contra niños, niñas y adolescentes cada día.
     
  • Más de 1.000 niñas de 14 años o menos, dieron a luz entre 2019 y 2020 en Paraguay, donde, aunque el aborto está permitido cuando la vida de la gestante corre peligro, la ley rara vez de aplica. (Solicitud de información pública/Ministerio de Salud Pública, Paraguay).
     
  • Más de 12.000 adolescentes de entre 15 y 19 años también dieron a luz en 2019, según datos del Ministerio de Salud Pública. Muchos de esos embarazos también pueden haber sido consecuencia de violencia sexual, falta de información adecuada y de buena calidad sobre la prevención del embarazo precoz o de acceso insuficiente a servicios de salud sexual y reproductiva.
     
  • Las niñas menores de 15 años tienen cuatro veces más probabilidades de morir por complicaciones relacionadas con el embarazo, además de correr un mayor peligro de tener partos prematuros, entre muchas otras posibles complicaciones de salud (CLACAI y FLASGO).
     
  • En Paraguay, las niñas y adolescentes de entre 10 y 19 años representan una de cada diez muertes maternas, y el 13% de muertes maternas causadas por abortos inseguros (Ministerio de Salud Pública y Bienestar Social).
     
  • El Código de la Niñez y la Adolescencia de Paraguay reconoce la importancia de la educación Integral de la Sexualidad. Sin embargo, en el 2011, las autoridades frenaron su implementación. En 2017, el Ministerio de Educación y Ciencias prohibió “la difusión y utilización de materiales […] referentes a la teoría y/o ideología de género, en instituciones educativas”.

  • En 2018, Paraguay adoptó la ley 6202 para prevenir el abuso sexual y garantizar la atención integral a niños, niñas y adolescentes sobrevivientes. Tres años más tarde, la ruta para su implementación todavía no fue finalizada.

Contenidos relacionados