Saltar al contenido
Actuamos por los derechos humanos en todo el mundo
Buscar
© John Moore Getty Images. Una solicitante de asilo hondureña de dos años llora mientras su madre es registrada y detenida cerca de la frontera el 12 de junio de 2018 en McAllen, Texas. Las solicitantes de asilo habían cruzado el río Bravo desde México y fueron detenidas por agentes de la Patrulla Fronteriza de Estados Unidos antes de ser enviadas a un centro de procesamiento para una posible separación.

La política de Trump de separar a niños y niñas de sus familias constituye tortura

Por Amnistía Internacional,

Miles de niños y niñas migrantes están siendo separados de sus familias y metidos en jaulas en Texas (Estados Unidos), víctimas de una política inadmisible y cruel que constituye tortura.

En lugar de poder pedir asilo con dignidad, estas familias, que llegan tras huir de la persecución y la violencia en sus países de origen, son tratadas con absoluto desprecio y crueldad. Las niñas y niños son separados de sus madres y padres en la frontera y encerrados en una especie de jaulas creadas con vallas de metal.

Separar a las familias mientras buscan asilo es una violación flagrante de los derechos humanos. Amnistía Internacional pide al gobierno de Donald Trump que ponga fin de inmediato a esta política innecesaria, devastadora e ilegal de separación forzada, y que reúna a las familias que ya han sido separadas lo más rápidamente posible.

 ¿Conoces la campaña de Amnistía Internacional Yo Acojo? ¡Infórmate!

 

 

 

Cómo puedes ayudar