Saltar al contenido
Actuamos por los derechos humanos en todo el mundo
Buscar
© Travis Spradling/The Advocate via AP

¡Albert Woodfox está libre por fin!

Jasmine Heiss, USA @JasminitaMH,

El día que cumplía 69 años, 19 de febrero de 2016, el preso Albert Woodfox quedó en libertad en Luisiana... 44 después de ser recluido por primera vez en régimen de aislamiento.


Era el preso que llevaba más tiempo recluido en régimen de aislamiento en Estados Unidos. Casi todos los días durante más de la mitad de su vida, Albert Woodfox se despertó en una celda del tamaño de una plaza de estacionamiento, rodeado de hormigón y acero.

 Quiero dar las gracias a mi hermano Michael por no abandonarme todos estos años, y a Robert King, que pasó injustamente casi 30 años en aislamiento. No podría haber sobrevivido sin su valeroso apoyo, junto con el apoyo de mi querido amigo Herman Wallace, que falleció en 2013.

También deseo dar las gracias a los muchos miembros de la Coalición Internacional para Liberar a los Tres de Angola, a Amnistía Internacional y a la Roddick Foundation, todos los cuales me apoyaron durante esta larga lucha. Por último, doy las gracias a William Sothern, a Rob McDuff y a mis abogados de Squire Patton Boggs y Sanford Heisler Kimpel por no rendirse nunca.

Aunque esperaba probar mi inocencia en un nuevo juicio, las preocupaciones relativas a mi salud y mi edad me han impulsado a revolver este caso ahora y obtener mi liberación con esta declaración de no oposición a cargos menores. Confío en que los hechos de hoy lleven a la resolución de muchos casos.


Tengo presentes estas palabras hoy mientras celebramos esta victoria.

Durante los casi cinco años que he trabajado en el caso de Albert Woodfox en Amnistía, oí decir muchas veces que las dificultades eran insalvables. Pero siempre supe que Albert Woodfox volvería a casa.

He visto el increíble poder de nuestro movimiento cuando trabajamos unidos. He visto el valor, la humildad y la determinación de tantos de ustedes que han desempeñado papeles grandes y pequeños para ayudar a hacer realidad esta histórica victoria de los derechos humanos.

He visto la fuerza increíble de los Tres de Angola: Robert King, Herman Wallace y el propio Albert Woodfox. Los tres soportaron pesadillas pero perseveraron con humor, dignidad y determinación para llevar a cabo una lucha tenaz contra la práctica cruel, inhumana y degradante de la reclusión prolongada en régimen de aislamiento en Estados Unidos.

Por primera vez en más de 40 años, Albert Woodfox puede ahora salir a la calle y contemplar el cielo.

Este blog se publicó por primera vez en amnestyusa.org

Cómo puedo ayudar