Actuamos por los derechos humanos
en todo el mundo

Buscar

Marruecos: La condena de una periodista a un año de cárcel por aborto ilegal, un duro golpe para los derechos de las mujeres

© Private

Ante la noticia de que Hajar Raissouni, periodista del diario independiente Akhbar al Yaoum, ha sido condenada a un año de cárcel tras ser declarada culpable de someterse a un aborto, Heba Morayef, directora regional de Amnistía Internacional para Oriente Medio y Norte de África, ha afirmado:

“La sentencia de hoy es un golpe demoledor para los derechos de las mujeres en Marruecos. Hajar Raissouni, su novio y el personal médico implicado en el caso ni siquiera tendrían que haber sido detenidos. En lugar de detenerlos, difamar públicamente a Hajar Raissouni, invadir su intimidad y declararla culpable de cargos injustos, las autoridades marroquíes deberían anular el fallo condenatorio y ordenar su liberación inmediata e incondicional y la de todas las demás personas implicadas en el caso.

El derecho internacional establece que las mujeres tienen derecho a tomar sus propias decisiones sobre su vida sexual y reproductiva. Penalizar el aborto es una forma de discriminación contra las mujeres. Las autoridades marroquíes deben derogar con carácter urgente todas las leyes que vulneran los derechos de las mujeres, incluidas las que penalizan las relaciones sexuales fuera del matrimonio y el aborto.”

Hajar Raissouni fue detenida el 31 de agosto junto con su novio, Amin Rifaat, cuando salían de una consulta médica en Rabat. El médico y otras dos personas que trabajan en la clínica también fueron arrestados como sospechosos de practicar un aborto.

Tanto Hajar Raissouni como Amin Rifaat fueron condenados a un año de prisión. El médico implicado en el caso fue condenado a dos años de prisión e inhabilitado para ejercer la profesión durante dos años. Otros dos miembros del personal médico fueron declarados culpables y condenados a cumplir cárcel, uno durante un año y otro durante ocho meses.

El 4 de septiembre, en una carta enviada por Hajar a su periódico, la periodista cuenta que, mientras estaba bajo custodia, fue interrogada sobre sus artículos de carácter político, sobre uno de sus colegas en Akhbar al Yaoum y sobre su familia, incluido su tío Ahmed Raissouni, destacado teólogo y ex presidente del Movimiento de la Unicidad y la Reforma (Mouvement de l'Unicité et de la Réforme, MUR), considerado uno de los mayores movimientos islámicos de Marruecos.