Actuamos por los derechos humanos
en todo el mundo

Buscar

Los ataques contra campos para desplazados deben cesar de inmediato

Londres.- Amnistía Internacional ha pedido hoy que cesen de inmediato los ataques de las fuerzas de seguridad de Sudán contra campos para desplazados en Darfur. El último ataque contra residentes del campo de El-Geer, cerca de Nyala, ha sido el cuarto que sufren los campos para desplazados en los últimos diez días.

 

 

Los ataques se producen justo al día siguiente de que el gobierno de Sudán haya firmado acuerdos humanitarios y de seguridad con grupos armados de oposición en la capital de Nigeria, Abuya.

 

“Este ataque muestra un desprecio cruel por parte del gobierno de Sudán hacia sus obligaciones más básicas contraídas en virtud de las leyes humanitarias y de derechos humanos”, ha declarado Amnistía Internacional.

 

La policía lanzó gases lacrimógenos, agredió a los residentes y derribó refugios en el campo de El-Geer, haciendo caso omiso a las protestas de los representantes de las Naciones Unidas, la Unión Africana y los organismos internacionales de ayuda que estaban presentes durante el ataque. Los periodistas también entraron en la línea de fuego y el jefe adjunto del campo fue sometido a una paliza y detenido.

 

El asalto se produce una semana antes de que el Consejo de Seguridad de la ONU se reúna en Nairobi, Kenia, para hablar de la crisis en la región y en un momento en que la Comisión de Investigación de la ONU está visitando la zona.

 

“Los ataques muestran la necesidad de que la comunidad internacional adopte con urgencia medidas firmes en la reunión del Consejo de Seguridad de la ONU de la próxima semana, a fin de garantizar la seguridad de los civiles en Darfur y la protección de sus derechos humanos”, ha afirmado Amnistía Internacional.