Actuamos por los derechos humanos
en todo el mundo

Buscar

Legado tóxico para Londres 2012 al negarse el COI a atender la preocupación existente en torno a Dow

Marcha de activistas de Amnistía Internacional India y supervivientes del desastre de Bhopal. © Amnesty International

Resulta sumamente decepcionante que la organización de las Olimpiadas siga estando del lado de Dow Chemical y se niegue a atender la preocupación legítima que suscita el patrocinio de los Juegos de Londres por parte de la empresa, ha manifestado Amnistía Internacional hoy.

El 16 de febrero, el Comité Olímpico Internacional (COI) rechazó la solicitud de la Asociación Olímpica India de dar por terminado el acuerdo de patrocinio alcanzado por Dow con el COI para los Juegos de Londres 2012.

“Por increíble que parezca, el COI afirma que Dow está comprometida con la ‘buena gobernanza empresarial’, lo que resulta vergonzoso si tenemos en cuenta todo lo ocurrido y que la empresa niega toda responsabilidad en un desastre de origen empresarial de la magnitud de Bhopal, dejando así un legado tóxico para Londres 2012”, ha manifestado Seema Joshi, directora de la Red sobre Empresas y Derechos Humanos de Amnistía Internacional.

“La organización de las Olimpiadas de Londres no ha hecho una evaluación imparcial de la cuestión de la responsabilidad de Dow para con las víctimas de Bhopal –ha añadido–. Ha rechazado reiteradamente nuestra petición de mantener una reunión."

“Lo que ha hecho ha sido adoptar un enfoque parcial y aceptar la postura de Dow.”

Dow Chemical compró Union Carbide en 2001. Amnistía Internacional no afirma que la responsabilidad de Dow en el desastre del Bhopal dimane de alguna forma de gestión del centro de Bhopal o de Union Carbide en el momento en que se produjo el desastre de gas de Bhopal de 1984.

Union Carbide está imputada en cuatro acciones judiciales relacionadas con Bhopal, incluida una causa penal en la que se acusa a la empresa de “homicidio involuntario no constitutivo de asesinato”. Aunque los cargos contra ella se presentaron en 1987, Union Carbide nunca ha comparecido ante los tribunales.

Todavía hoy, la fábrica de Bhopal está muy contaminada.

“Cuando Dow compró Union Carbide, adquirió la responsabilidad del desastre de Bhopal”, ha señalado Seema Joshi.

“Como propietaria al 100 por cien de Union Carbide, Dow está facultada para obligar a su filial a hacer frente a la justicia y tiene la responsabilidad de limpiar Bhopal.”