Actuamos por los derechos humanos
en todo el mundo

Buscar

Las fuerzas armadas de EE. UU. arrojan algo de luz sobre las víctimas civiles de la oscura guerra en Somalia

© US Air Force

En respuesta a la primera evaluación trimestral del mando estadounidense en África (AFRICOM) sobre víctimas civiles resultantes de sus operaciones en África, publicada hoy, donde reconoce que dos civiles somalíes murieron y tres más sufrieron lesiones en un ataque aéreo, Seif Magango, director regional adjunto de Amnistía Internacional para África Oriental, ha manifestado:

Este primer informe público de carácter periódico donde se reconoce la responsabilidad de AFRICOM sobre bajas civiles es un atisbo de transparencia que se agradece tras más de un decenio de letales operaciones militares rodeadas de secreto. Ahora debe haber rendición de cuentas y reparación a las víctimas y sus familias; las fuerzas armadas estadounidenses aún no han contactado con los familiares de ninguna de las personas civiles que reconocen haber matado ni les han ofrecido una reparación.

Asimismo es necesario un análisis sobre un conjunto de ataques más amplio que el abarcado por este informe, dado que sólo examina el periodo posterior al 1 de febrero de 2019 y por tanto deja fuera decenas de ataques. Hace un año, tras un revelador informe de Amnistía Internacional, AFRICOM se comprometió a revisar todas sus operaciones en Somalia para evaluar si había informado erróneamente sobre el número de víctimas civiles, pero aún no ha dado a conocer sus conclusiones.

Es un paso positivo que AFRICOM ofrezca a las desconsoladas familias somalíes la oportunidad de denunciar bajas civiles a través de su sitio web. Pero esto no servirá a la inmensa mayoría de las personas afectadas, que viven en zonas apartadas donde los teléfonos inteligentes están prohibidos y el acceso a Internet es deficiente. Deben habilitarse medios alternativos, lo que incluye establecer un mecanismo en Mogadiscio que permita a los ancianos de los clanes o a representantes elegidos hablar en representación de aquellas personas civiles cuyos seres queridos han muerto en ataques aéreos estadounidenses.”

Información complementaria

El informe publicado hoy por AFRICOM examina 91 ataques aéreos que llevó a cabo en Somalia entre el 1 de febrero de 2019 y el 31 de marzo de 2020. De los 27 presuntos episodios con víctimas civiles en ese periodo —citando información publicada en medios de comunicación así como informes independientes de Amnistía Internacional y otras ONG — , el informe “archiva” 20 y deja 7 abiertos para examen. Entre estos hay dos que Amnistía Internacional ha abordado en una investigación publicada este mes.


Mediante la recopilación de numerosos testimonios, el análisis experto de imágenes por satélite así como de fotografías y vídeos de los lugares de los ataques y la identificación de armas, Amnistía Internacional ha investigado nueve casos diferentes de ataques aéreos estadounidenses desde 2017 que han matado a un total de 21 civiles y herido a 11 más. Algunos aparentemente implicaron violaciones del derecho internacional humanitario.

Sin embargo, AFRICOM admite haber causado sólo cuatro muertes de civiles y lesiones a tres más en dos incidentes.