Saltar al contenido
Actuamos por los derechos humanos en todo el mundo
Buscar

La mano dura policial no hará más que avivar las protestas

La policía antidisturbios dispersa a manifestantes en Mong Kok el 26 de noviembre. © Lucas Schifres / Getty Images

Ante las previsiones de que miles de manifestantes partidarios de la democracia salgan a la calle en Hong Kong este fin de semana, el jefe de policía de la ciudad debe tomar con urgencia medidas para impedir por completo el uso arbitrario y excesivo de la fuerza por parte de sus agentes, ha manifestado Amnistía Internacional.

En los dos últimos días se han efectuado grandes operaciones policiales para dispersar a quienes protestaban en la zona de Mong Kok de la ciudad y se han visto empañadas por casos de uso injustificado de la fuerza contra manifestantes, viandantes y periodistas.


“El uso de mano dura por parte de la policía viola el derecho de los manifestantes a la libertad de expresión y de reunión pacífica y entraña el riesgo de exacerbar una situación ya tensa”, ha afirmado Mabel Au, directora de Amnistía Internacional Hong Kong.

“El jefe de policía, Andy Tsang, no debe desentenderse del uso excesivo de la fuerza por parte de sus agentes. Tiene que enviarse desde arriba el mensaje inequívoco de que todo agente que viole los derechos humanos tendrá que rendir cuentas.”

La policía ha practicado desde el martes al menos 159 detenciones por presuntos delitos como reunión ilegal, colocación de obstáculos a un agente de policía y desacato.

Los líderes estudiantiles Joshua Wong y Lester Shum han dicho que el miércoles los golpearon al detenerlos en Mong Kok, sin que ninguno de ellos hubiera opuesto resistencia. Ambos quedaron en libertad bajo fianza el jueves.

Los observadores de Amnistía Internacional fueron testigos el miércoles por la noche y el jueves de madrugada de varios incidentes en que la policía golpeó con porras a viandantes. También se ven hechos similares en vídeos publicados en los sitios web de los periódicos locales en chino Apple Daily yMingpao. A raíz de ello se ha retirado de las operaciones a un agente de policía filmado cuando golpeaba a un viandante.  

Imágenes aparecidas en la televisión local y en la redes sociales muestran a manifestantes a punto de ser detenidos que son llevados a rastras tras el cordón policial y rodeados por agentes para que no se los vea, tras lo cual reaparecen en algunos casos con lesiones bien visibles.

En un vídeo publicado en Facebook se ve a un agente de policía retirándole el número de identificación a otro durante las operaciones. En virtud de las normas internacionales, el personal policial ha de poder ser identificado siempre individualmente. Asimismo, la policía ha puesto impedimentos a los medios de comunicación para que no informen de las detenciones de manifestantes, según testimonios de la Asociación de Periodistas de Hong Kong e imágenes de vídeo de los canales locales de televisión NOW TV yApple Daily.

El jueves por la tarde fue detenido Wong Chun-lung, fotógrafo del periódico local Apple Daily, acusado de agredir a la policía y oponer resistencia a su detención. Quedó en libertad bajo fianza el viernes por la mañana y dijo que estaba filmando lasmanifestaciones cuando lo detuvieron.

La policía no sólo debe actuar dentro de la ley, sino que tiene que verse también que lo hace así –ha señalado Mabel Au–. La aparente ocultación de los números de identificación y la obstrucción de trabajo informativo de periodistas hacen pensar que la policía no quiere ser objeto de escrutinio.”  

Esta misma semana, la policía ha anunciado que se ha arrestado a siete agentes sospechosos de  agredir al activista partidario de la democracia Ken Tsang el 15 de octubre, acto que filmó un canal local de noticias de televisión.

“Resulta alentador que la policía de Hong Kong haya iniciado investigaciones y tomado medidas a raíz de los indicios existentes en el caso de Ken Tsang. Pero, lamentablemente, en vez generar más transparencia, este caso parece haber animado a algunos agentes de policía a ocultar los números de identificación e impedir a los medios de comunicación informar”, ha añadido Mabel Au.

“Amnistía Internacional insta a la policía a mostrar moderación en toda operación que se lleve a cabo en los próximos días contra los manifestantes que demandan democracia.”

Cómo puedes ayudar