Actuamos por los derechos humanos
en todo el mundo

Buscar

La Comisión de Derechos Humanos de la ONU debe reformarse si no quiere convertirse en un órgano irrelevante

Incluye peticiones concretas al Gobierno español

Ginebra.- Al no actuar con rapidez y eficacia, la Comisión de Derechos Humanos de las Naciones Unidas corre el peligro de convertirse en un órgano irrelevante, según ha declarado Irene Khan, secretaria general de Amnistía Internacional, en vísperas del 60 periodo de sesiones de la Comisión, que da comienzo el 15 de marzo próximo.

 

Irene Khan ha declarado: "La Comisión es el órgano de derechos humanos por antonomasia de la ONU. Se creó para proteger y defender los derechos humanos y para denunciar las violaciones de estos derechos cuando quiera que éstas ocurran. Sin embargo, en lugar de cumplir con esta misión, la Comisión se ha comportado una y otra vez de manera sumamente desordenada, siguiendo sus propios intereses y actuando según conveniencias políticas, haciendo oídos sordos a violaciones de derechos humanos y permitiendo que los responsables de esas violaciones actúen impunemente".

 

"Hay países con un terrible historial de derechos humanos, como Argelia, China, Indonesia, Arabia Saudí, Rusia y Zimbabue, que han escapado a un examen serio, y la escandalosa situación de los detenidos recluidos por Estados Unidos en la bahía de Guantánamo, Cuba, ni siquiera se ha incluido en el orden del día de la Comisión."

 

"La Comisión ignora demasiado a menudo las conclusiones y recomendaciones de sus propios relatores y expertos. También demasiado a menudo sus miembros eluden su deber de poner en práctica las resoluciones y decisiones de la propia Comisión, dañando así la credibilidad de ésta y socavando su eficacia."

 

"Desafiamos a la Comisión a reformarse estableciendo unos criterios transparentes y objetivos para seleccionar los países a los que someterá a examen, y poniendo en marcha un sistema más eficaz de vigilancia y evaluación de la aplicación que los Estados hacen de sus recomendaciones", ha manifestado Irene Khan.

 

60 periodo de sesiones de la Comisión

Durante las próximas seis semanas, se espera que la Comisión examine la situación de los derechos humanos en unos 20 países y aborde una serie de cuestiones temáticas. Amnistía Internacional pide a la Comisión que preste atención urgente a Haití, donde está iniciándose una catástrofe de derechos humanos mientras los partidarios del régimen y los autores de abusos cometidos en el pasado actúan impunemente frente al trasfondo de una intervención autorizada por la ONU, y también a Irak, donde la escalada de violencia sigue poniendo en peligro vidas civiles mientras se hacen planes para entregar el poder a un gobierno iraquí.

 

Amnistía Internacional pide también a la Comisión que aborde la situación de los derechos humanos en Nepal, país que sufre los niveles más elevados de violencia desde 1996, y en Sudán, donde el nuevo conflicto de la región de Darfur ha afectado a decenas de miles de personas.

 

Violencia contra las mujeres

Señalando el lanzamiento, el 5 de marzo de 2004, de la campaña mundial de Amnistía Internacional para poner fin a la violencia contra las mujeres, Irene Khan instó a los miembros de la Comisión a dedicar una atención prioritaria a la tarea de garantizar que las mujeres pueden vivir su vida sin temor a la violencia.

 

Irene Khan ha manifestado: "Una década después de que la Conferencia de Viena refrendara los derechos de la mujer como derechos humanos y que la Comisión nombrara una relatora especial de la ONU sobre la violencia contra la mujer, una de cada tres mujeres del mundo siguen siendo víctimas de abusos graves, ataques, violación o violencia sexual a causa de la desigualdad y la discriminación, la impunidad y la indiferencia tanto del Estado como de la sociedad. Es un escándalo atroz que debería avergonzar a todos los gobiernos e impulsarlos a prestar una atención urgente".

 

"El marco legal internacional ya existe; ahora lo que necesitamos es un compromiso y una acción concreta de los gobiernos para poner en práctica ese marco y cumplir las obligaciones que en él se establecen. La Comisión ocupa una posición única para exigir a los Estados que cumplan las normas que garantizan el derecho de las mujeres a no ser víctimas de violencia. Respaldamos la recomendación de la relatora especial de la ONU de centrarse en una aplicación efectiva de los tratados y normas internacionales."

 

Según Amnistía Internacional, el año pasado todavía había 54 países en los que existían leyes que discriminan activamente a las mujeres, 79 países en los que no existían leyes contra la violencia en el ámbito familiar y 127 países en los que no existían leyes contra el acoso sexual.

 

Nueva Alta Comisionada de la ONU para DD.HH.

Manifestando su satisfacción por el nombramiento de Louise Arbour como próxima alta comisionada de la ONU para los Derechos Humanos, Irene Khan dijo: "Contamos con ella, como principal defensora de los derechos humanos en la ONU, para que proporcione un liderazgo a la maquinaria de derechos humanos de las Naciones Unidas".

 

"No obstante, en última instancia, la responsabilidad reside en los Estados miembros de las Naciones Unidas. En un momento en el que la confianza en la ONU es escasa y en el que el respeto por el derecho internacional y los derechos humanos se encuentra sometido a presiones sin precedentes, la Comisión debe responder al desafío de recuperar el terreno perdido y restablecer su credibilidad."

 

Peticiones al Gobierno español

La sección española de Amnistía Internacional se ha dirigido al Gobierno español para que, con motivo de este 60 periodo de sesiones, contribuya a la adopción de Resoluciones sobre medidas protectoras y que impidan más casos de violencia contra la mujer; una mayor implicación en contra de la pena de muerte (especialmente a menores); un compromiso de respeto del derecho internacional a la hora de la lucha contra el “terrorismo”; una condena firme de las violaciones de derechos humanos por orientación sexual; y protección eficaz para refugiados y solicitantes de asilo.

 

Por otra parte, la sección española de la organización llama la atención del gobierno sobre cinco países en los que se vive una grave situación para los derechos humanos.

 

Se trata de Colombia, donde el clima de impunidad y abusos contra los derechos humanos es creciente; Cuba, con la puesta en libertad de los presos de conciencia encarcelados; Irak, con el establecimiento de mecanismos de vigilancia de derechos humanos; Israel y los Territorios Ocupados, con la desmantelación del muro de separación y el fin de los límites a la libertad de circulación de los palestinos y la República Democrática del Congo, para que las partes en conflicto cumplan las normas de derechos humanos y humanitarias, e insten a todos los líderes de las fuerzas armadas a que terminen con los abusos contra los derechos humanos.