Amnesty IconsAmnesty IconsAmnesty IconsAmnesty IconsAmnesty IconsAmnesty IconsAmnesty IconsAmnesty IconsAmnesty IconsAmnesty IconsAmnesty IconsAmnesty IconsAmnesty IconsAmnesty IconsAmnesty IconsAmnesty IconsAmnesty IconsAmnesty IconsAmnesty IconsAmnesty IconsAmnesty IconsAmnesty IconsAmnesty IconsAmnesty IconsAmnesty IconsAmnesty IconsAmnesty IconsAmnesty IconsAmnesty IconsAmnesty IconsAmnesty IconsAmnesty IconsAmnesty IconsAmnesty IconsAmnesty IconsAmnesty IconsAmnesty IconsAmnesty IconsAmnesty IconsAmnesty IconsAmnesty IconsAmnesty IconsAmnesty IconsAmnesty IconsAmnesty IconsCovid IconsCovid IconsCovid IconsCovid IconsCovid IconsCovid Icons
Actuamos por los derechos humanos
en todo el mundo

El Parlamento Europeo aprueba la prohibición del reconocimiento facial, pero deja en peligro a las personas migrantes, refugiadas y solicitantes de asilo

logotipo UE y cámaras inteligencia artificial
Mesut Ugurlu/Getty Images

En respuesta a la decisión del Parlamento Europeo de prohibir las tecnologías de vigilancia masiva en su Ley de Inteligencia Artificial (Ley de IA), Mher Hakobyan, asesor para el trabajo de incidencia sobre la regulación de la inteligencia artificial, ha manifestado:

“Acogemos con satisfacción la decisión del Parlamentos Europeo de prohibir las tecnologías de vigilancia masiva abusivas en la votación histórica de hoy. No obstante, es esencial que el Parlamento y los Estados miembros de la UE garanticen que durante las próximas negociaciones de la Ley de IA definitiva se prohíben el desarrollo, la venta, el uso y la exportación de sistemas de reconocimiento facial y otras tecnologías de vigilancia masiva.”

“Ningún uso de la identificación biométrica remota es compatible con los derechos humanos. Ninguna corrección, técnica o de otro tipo, puede hacerla compatible con la legislación sobre derechos humanos. La única protección contra la identificación biométrica remota es su prohibición total. La legalización de estos sistemas sentaría un precedente alarmante y trascendental que abriría la puerta a la futura proliferación de tecnologías de inteligencia artificial que no respetan los derechos humanos.”

Aunque la prohibición de la vigilancia abusiva es un paso en la dirección correcta que acogemos con satisfacción, no se trata de una victoria total. Es preocupante que el Parlamento Europeo no haya respetado los derechos humanos cuando los sistemas de IA afectan a las personas migrantes, refugiadas y solicitantes de asilo. El Parlamento no ha prohibido los sistemas discriminatorios de elaboración de perfiles y evaluación de riesgos, ni los sistemas de previsión utilizados para restringir, prohibir y evitar los movimientos fronterizos. Cuando la Ley de IA se encamina hacia las negociaciones finales, es esencial que los legisladores y legisladoras de la UE no hagan caso omiso de los derechos de la población en movimiento.”


Información complementaria

El Parlamento Europeo consiguió protecciones considerables de los derechos humanos en la votación de las comisiones sobre la Ley de IA el 11 de mayo.

La Comisión Europea propuso una ley sobre el uso de la inteligencia artificial el 21 de abril de 2021. El Consejo de la UE, que representa a los gobiernos nacionales de la Unión, adoptó su posición en diciembre de 2022.
Amnistía Internacional, como parte de una coalición de organizaciones de la sociedad civil encabezada por la Red Europea de Derechos Digitales (EDRi), viene pidiendo una regulación de la UE sobre la inteligencia artificial que proteja y promueva los derechos humanos.

Contigo somos independientes

Amnistía Internacional lo forman personas que defienden una humanidad justa y libre alrededor del mundo. Personas como tú, que creen en nuestro trabajo. Por eso, si tú también defiendes los derechos humanos, te necesitamos para seguir siendo independientes. Puedes hacerlo desde aquí en menos de un minuto, con cuotas a partir de 4 € al mes.

Nos mantenemos firmes con nuestros principios: no aceptamos ni una sola subvención de ningún gobierno, ni donaciones de partidos políticos.

Haz posible nuestra independencia.