Actuamos por los derechos humanos
en todo el mundo

Buscar

El Nobel de la Paz debe animar al primer ministro Abiy Ahmed a realizar más reformas en materia de derechos humanos

© MICHAEL TEWELDE/AFP/Getty Images

En respuesta al anuncio de que el primer ministro etíope, Abiy Ahmed, ha sido galardonado con el Premio Nobel de la Paz 2019, el secretario general de Amnistía Internacional, Kumi Naidoo, ha manifestado:

“Este premio reconoce el trabajo decisivo que el gobierno del primer ministro Abiy Ahmed ha realizado para iniciar reformas en materia de derechos humanos en Etiopía tras decenios de represión generalizada".

“Desde su formación, en abril de 2018, ha reformado las fuerzas de seguridad, sustituido la gravemente represiva legislación sobre las asociaciones benéficas y la sociedad y firmado un acuerdo de paz con la vecina Eritrea para poner fin a dos decenios de relaciones hostiles. El primer ministro Abiy Ahmed ha ayudado también a negociar un acuerdo de paz entre los líderes militares y la oposición civil de Sudán, poniendo fin a meses de protestas".

“Sin embargo, al primer ministro Abiy Ahmed le queda aún mucho trabajo por hacer. Este premio debe servirle de impulso y motivación para asumir los desafíos pendientes en materia de derechos humanos, que amenazan con anular lo logrado hasta ahora. Debe asegurarse con urgencia de que su gobierno aborda las tensiones étnicas, que amenazan con generar inestabilidad y más abusos contra los derechos humanos. Tiene también que garantizar que su gobierno revisa la Proclamación contra el Terrorismo, de la que continúa haciéndose uso indebido como instrumento de represión, y hace rendir cuentas a los presuntos responsables de las violaciones de derechos humanos cometidas en el pasado.

“Ahora más que nunca, el primer ministro Abiy Ahmed debe apoyar totalmente los principios y valores del Premio Nobel de la Paz para dejar un duradero legado de derechos humanos a su país, a la región en general y a mundo.”