Actuamos por los derechos humanos
en todo el mundo

Buscar

¡Detengan la extradición a Rusia!

Cuando las autoridades españolas se disponen a extraditar a Murad Gasayev a la Federación Rusa, Amnistía Internacional ha pedido que se detengan de inmediato los procedimientos ya que si este hombre es devuelto allí correrá gran riesgo de sufrir tortura.

“Consideramos a las autoridades españolas responsables del bienestar de Murad Gasayev y les instamos a no enviarlo a un país donde corre un gran riesgo de sufrir tortura y donde, de hecho, afirma que ya ha sido torturado –ha manifestado Nicola Duckworth, directora del Programa para Europa y Asia Central de Amnistía Internacional-. Cualquiera que sea la gravedad del delito del que haya sido declarada culpable, ninguna persona puede ser expulsada a un país donde exista un riesgo real de que sufra violaciones flagrantes de sus derechos humanos.”

A Murad Gasayev, de etnia chechena, se le busca en la Federación Rusa por su presunta participación en un atentado contra edificios del gobierno cometido por un grupo armado en la República de Ingushetia en junio de 2004. Afirma que fue detenido y torturado durante tres días por funcionarios encargados de hacer cumplir la ley en Ingushetia en agosto de 2004. Quedó en libertad sin cargos. En 2005 huyó a España, donde solicitó asilo. Su solicitud fue rechazada en virtud de información confidencial de las autoridades españolas a la que ni él ni su abogado tuvieron jamás acceso.

La Audiencia Nacional española aprobó la petición de extradición, porque la Fiscalía rusa dio garantías de que Murad Gasayev no sería condenado a muerte ni a cadena perpetua sin posibilidad de libertad condicional y podría recibir visitas del Comité para la Prevención de la Tortura del Consejo de Europa durante su reclusión. El gobierno español tiene que aprobar ahora la orden de extradición para que ésta se lleve a cabo.

Sin embargo, de acuerdo con la información de que dispone Amnistía Internacional, no se consultó al Comité para la Prevención de la Tortura sobre las promesas hechas en su nombre antes de que la Audiencia Nacional aprobara la extradición. El Comité ha expresado reiterada y públicamente su honda preocupación por la detención ilegal y la tortura y otros malos tratos a manos de funcionarios del Estado en Chechenia. Ha manifestado que raras veces se llevan a cabo investigaciones efectivas en los casos de presuntos malos tratos o detención ilegal y que las autoridades rusas no han reaccionado de manera adecuada a los motivos de preocupación expuestos.

“Los Estados que torturan o someten a otras formas de maltrato a los detenidos niegan llevar a cabo tales prácticas –ha señalado Nicola Duckworth-. Torturan en secreto e incumpliendo sus obligaciones jurídicas internacionales. Las ‘garantías’ ofrecidas por la Federación Rusa no son fiables, y España incumplirá las obligaciones que ha contraído en virtud del derecho internacional si el gobierno da luz verde a esta extradición.”

Información complementaria
La organización no gubernamental rusa Memorial ha investigado y documentado los casos de varias personas declaradas culpables de delitos relacionados con el atentado de junio de 2004 y ha encontrado indicios de que durante las investigaciones se torturó y maltrató a los sospechosos y se les negó un juicio justo. Amnistía Internacional ha entrevistado a varias personas cuyos testimonios confirman las conclusiones de Memorial.

En los últimos años, el Comité para la Prevención de la Tortura del Consejo de Europa ha utilizado en tres ocasiones poderes especiales para expresar su condena en informes públicos sobre el problema de la tortura en Chechenia. Es una medida sin precedente, pues hasta entonces jamás había hecho el Comité declaraciones de esta naturaleza tres veces sobre el mismo país. El Comité trabaja sobre la base de la confidencialidad entre él y los Estados Partes, y sólo está autorizado a hacer declaraciones públicas cuando un país no coopera o se niega a mejorar la situación conforme a sus recomendaciones. El hecho de que el Comité se haya visto obligado a hacer una declaración pública en tres ocasiones, en las que además ha publicado detallados pasajes de su informe y de los comentarios de las autoridades rusas, indica que considera que Rusia no está ocupándose de manera efectiva de la cuestión de la tortura en Chechenia.

A finales de febrero y principios de marzo de este año, el comisario de Derechos Humanos del Consejo de Europa, Thomas Hammerberg, visitó Chechenia e informó de que tenía la impresión de que la tortura y los malos tratos eran prácticas generalizadas allí.

 



Véanse también: