Actuamos por los derechos humanos
en todo el mundo

Buscar

Cumpleaños en la cárcel para Nasrin Sotoudeh, símbolo de la lucha por las mujeres en Irán

  • • La abogada cumple 56 años, fue condenada a 38 de cárcel y 148 latigazos.
  • • Amnistía Internacional quiere conseguir un millón de firmas por su liberación a través de stoplatigazos.org

Mañana 30 de mayo, Nasrin Sotoudeh cumple 56 años y tendrá que celebrarlos en la cárcel. La abogada iraní, condenada a 38 años de cárcel y 148 latigazos es el símbolo de un movimiento de mujeres que defienden sus derechos y que están siendo hostigadas, detenidas y condenadas a años de prisión por, entre otros, oponerse al uso obligatorio del velo.

“Con esta presión sobre las activistas, las autoridades de Irán quieren el silencio y la sumisión de las mujeres, pero lo que se han encontrado es la respuesta de un movimiento de mujeres iraníes cada vez más desafiante que intenta acabar con leyes discriminatorias y que necesitan todo el apoyo internacional" manifestó Yolanda Vega, responsable del trabajo sobre Irán en Amnistía Internacional España.

El pasado mes de marzo, la abogada iraní Nasrin Sotoudeh recibió una de las condenas más duras conocidas contra activistas de derechos humanos. Desde entonces, Amnistía Internacional se está movilizando para pedir su liberación y para que en ningún momento reciba los 148 latigazos que incluye la sentencia.  

Coincidiendo con su cumpleaños, la organización se movilizará en diferentes partes del mundo entre el 27 y el 31 de mayo para pedir apoyo para Nasrin Sotoudeh y el resto de los y las activistas encarcelados por el mismo motivo. El objetivo es conseguir un millón de firmas que sirvan para presionar a las autoridades iraníes para que los libere de manera inmediata. En España hasta ahora se han conseguido más de 230.000 firmas a través de stoplatigazos.org.

En esta semana queremos recordar también a otras personas encarceladas por participar y defender la campaña que se opone al uso obligatorio del velo.
                                                            

  •  El 10 de abril, la defensora de los derechos humanos Yasmin Aryani fue detenida por las fuerzas de seguridad en su domicilio familiar de Teherán y llevada a un lugar desconocido. Su madre, Monireh Arabshahi, fue detenida al día siguiente, tras ir al centro de detención de Vozara, en Teherán, para averiguar el paradero de su hija. Ambas mujeres fueron detenidas en relación con un vídeo en el cual Yasmin, Monireh y varias defensoras más de los derechos de las mujeres, con la cabeza descubierta, reparten flores a las mujeres que viajan en un vagón de metro de Teherán y hablan de sus esperanzas respecto a los derechos de las mujeres en Irán. Se cree que los cargos a los que se enfrentan Yasmin Aryani y Monireh Arabshahi por este vídeo son “difusión de propaganda contra el sistema” e “incitación a la corrupción y la prostitución”.
  • El 14 de abril, el abogado de otra defensora de los derechos humanos Vida Movahedi anunció que su clienta había sido condenada a un año de cárcel en marzo de 2019 por protestar pacíficamente contra el el uso obligatorio del velo. Vida Movahedi fue detenida el 29 de octubre de 2018, cuando, en una protesta en solitario, se puso en pie sin hiyab sobre una gran cúpula situada en el centro de la plaza Enghelab (plaza de la Revolución) de Teherán, agitando en las manos globos de colores. Vida Movahedi se convirtió en la primera “Chica de la calle de la Revolución" tras realizar la primera protesta de este tipo en diciembre de 2017.
  • En enero de 2019, el marido de Nasrin Sotoudeh, Reza Khandan, y el abogado de derechos humanos Farhad Meysami fueron condenados a seis años de cárcel cada uno por apoyar la campaña contra el uso obligatorio del velo. Rezan Khandan fue puesto en libertad condicional.

“Amnistía Internacional recuerda a la comunidad internacional, incluida la Unión Europea, que mantiene diálogo sobre derechos humanos con Irán, que debe expresar públicamente su apoyo a quienes defienden los derechos de las mujeres y presionar a las autoridades iraníes por todos los canales posibles para pedir la liberación de aquellos que están encarcelados y poner fin al uso obligatorio del velo”, señaló Yolanda Vega.
      
Información complementaria

En marzo de 2019, Nasrin Sotoudeh fue condenada a 33 años y medio de cárcel y 148 latigazos tras declararla culpable de siete cargos, algunos de ellos relacionados con su labor de representación de mujeres detenidas por protestar contra las leyes que imponen el uso obligatorio del velo. Nasrin Sotoudeh deberá cumplir al menos 12 años de su condena en la cárcel, pues según el artículo 134 del Código Penal, cuando una persona es condenada por tres o más cargos debe cumplir la pena más larga impuesta por el cargo más grave. Nasrin Sotoudeh también fue declarada culpable y condenada a cinco años de cárcel en una causa aparte en 2016, cuya pena debe cumplir en su totalidad.

Las leyes iraníes sobre uso forzoso del hiyab son una flagrante violación de los derechos a la libertad de expresión y de religión, y del derecho a la intimidad. A las mujeres y las niñas en Irán no se les permite salir de sus casas si no cubren su cabello con un pañuelo o hiyab, y sus brazos y piernas con ropa holgada. Según las leyes del país, una mujer o una niña —ya a partir de los nueve años— que sea vista en público sin llevar hiyab puede ser multada o penada con entre 10 días y dos meses de cárcel.

 

38 años de cárcel y 148 latigazos para destacada abogada iraní

¡Firma!