Actuamos por los derechos humanos
en todo el mundo

Buscar

Asumir la responsabilidad de los centros secretos de detención

Londres.- Amnistía Internacional pide a Polonia y Rumania que lleven a cabo investigaciones independientes, imparciales y exhaustivas sobre la nueva información relativa a los vuelos y centros secretos de detención gestionados por la CIA en su territorio. Todos los gobiernos europeos deben garantizar que sale a la luz la verdad sobre las actividades ilegales que, en el contexto del programa de entregas y detenciones secretas encabezado por Estados Unidos, han llevado a cabo agentes nacionales y extranjeros en su territorio o en otros lugares.

Amnistía Internacional hace este llamamiento al tiempo que la Asamblea Parlamentaria del Consejo de Europa se dispone a debatir, el 27 de junio, el informe más reciente del senador Dick Marty. En dicho informe se ofrece nueva información sobre la complicidad de los gobiernos europeos en el programa de entregas y detenciones secretas de la CIA.

Amnistía Internacional pide a la Asamblea Parlamentaria del Consejo de Europa que adopte el borrador de resolución y recomendación sobre las entregas y detenciones secretas que acompaña al informe del senador Dick Marty.

El Comité de Asuntos Jurídicos y Derechos Humanos de la Asamblea Parlamentaria del Consejo de Europa “considera ahora que se ha establecido de hecho que durante algunos años han existido en Polonia y Rumania centros secretos de detención gestionados por la CIA”. Las delegaciones de Polonia y Rumania ante la Asamblea Parlamentaria han rechazado estas conclusiones, pero sus desmentidos suenan a hueco en ausencia de una investigación exhaustiva e imparcial.

“Los dirigentes políticos europeos deben adoptar una postura clara contra las entregas y detenciones secretas, donde quiera que se produzcan. Los órganos de toma de decisiones del Consejo de Europa y la Unión Europea todavía no han condenado públicamente el programa estadounidense de entregas y detenciones secretas. Les ha llegado el momento de demostrar un sólido compromiso de poner fin a la complicidad de Europa en las prácticas antiterroristas ilegales”, ha manifestado Claudio Cordone, director general de Investigación de Amnistía Internacional.

“Aunque se han realizado esfuerzos dignos de crédito para investigar los abusos cometidos en el pasado y hacer rendir cuentas de ellos, estos esfuerzos han salido adelante en gran parte a pesar de los gobiernos, más que con su pleno apoyo. El seguir negando los hechos ante unas pruebas cada vez más abundantes mina la credibilidad de los gobiernos europeos y sus agentes.”