Actuamos por los derechos humanos
en todo el mundo

Buscar

Amnistía Internacional insta al Gobierno a que pida ayuda de la ONU para investigar los crímenes de guerra

Irene Khan, secretaria general de Amnistía Internacional, ha dicho hoy, 8 de enero, a la sociedad civil en Dhaka que las violaciones de derechos humanos cometidas durante la Guerra de Liberación de 1971 deben investigarse.

 

Irene Khan ha instado al gobierno provisional a pedir a las Naciones Unidas ayuda para seguir los procesos del derecho internacional y establecer una investigación. También ha añadido que el gobierno podría contar con el asesoramiento independiente e imparcial basado en la experiencia de las treinta y tres comisiones establecidas ya en otros lugares del mundo.

 

“Actualmente existe un movimiento global contra la impunidad, equivalente al movimiento global contra el hambre”, ha manifestado Irene Khan, refiriéndose a los progresos realizados en este ámbito en América, África y Asia.

 

En una reunión con el asesor de Asuntos Exteriores, la delegación de Amnistía Internacional ha pedido al gobierno provisional que, de acuerdo con el Pacto Internacional de Derechos Civiles y Políticos, en el que Bangladesh es parte, cumpla con las obligaciones establecidas por el derecho internacional de los derechos humanos, abordando, por ejemplo, la supresión de derechos humanos en virtud del estado de emergencia. Al tiempo que aplaudía la decisión de establecer una Comisión Nacional de Derechos Humanos, Irene Khan ha pedido al gobierno que esta comisión sea fuerte y efectiva.

 

El mismo 8 de enero, la secretaria general de Amnistía Internacional ha pronunciado el discurso central de un seminario sobre “Derechos humanos para superar la decepción de la democracia”.

 

Durante ese discurso, Irene Khan ha reiterado el fuerte consenso que la delegación ha encontrado esta semana entre la población bengalí respecto a que antes de noviembre de 2008 debe establecerse un gobierno democrático mediante elecciones libres y justas. No obstante, también ha reconocido la creciente situación de desigualdad, marginación y pobreza que ha causado una decepción respecto a la democracia, y ha señalado el impacto negativo que sobre los derechos humanos han tenido las estrategias antiterroristas de los gobiernos occidentales.

 

Irene Khan, reconociendo que para una democracia son fundamentales una sociedad civil vibrante y unos medios de comunicación independientes, ha instado al gobierno provisional a relajar ciertas restricciones impuestas a los derechos humanos por la normativa de emergencia, y ha pedido al gobierno que respete el Estado de derecho al procesar a dirigentes políticos.

 

“La democracia no son sólo política y dirigentes políticos. Para que haya una auténtica democracia, es preciso comprender la relación entre el ciudadano y el Estado”, ha manifestado Irene Khan. “El ciudadano es el titular de los derechos, y el Estado es el titular de los deberes.”

 

“La gente corriente puede lograr cambios extraordinarios. El poder del pueblo cambiará el mundo en el siglo XXI. La democracia es la expresión explícita de ese poder del pueblo.”