Actuamos por los derechos humanos
en todo el mundo

Buscar

Amnistía Internacional condena las ejecuciones en el acto de protesta por la muerte de Delara Darabi

En una concentración de repulsa contra la pena de muerte celebrada hoy ante la embajada iraní en Londres, la secretaria general de Amnistía Internacional, Irene Khan, ha manifestado lo siguiente:

“Acaban de enterrar a Delara Darabi y las autoridades iraníes ya se disponían a ejecutar a otros dos jóvenes que, al igual que Delara, fueron acusados de cometer un delito cuando tenían menos de 18 años. Esta mañana se ha aplazado su ejecución durante un mes, pero puede que esto no los salve de la horca, teniendo en cuenta que Delara fue ejecutada a pesar de que el presidente de la magistratura iraní había dictado una suspensión de la ejecución.”



“Las autoridades iraníes deben poner fin a la pena capital, pues este castigo terrible y cruel deshumaniza tanto a la víctima como a quien comete el delito.”



“Mientras el mundo avanza hacia la abolición total de la pena de muerte, Irán sigue imponiendo y llevando a cabo este castigo de forma imperturbable, desafiando la tendencia mundial y los llamamientos de su propio pueblo para que se erradique esta práctica.”



“Irán es parte en tratados internacionales que prohíben la ejecución de personas por delitos cometidos cuando eran menores de 18 años, con independencia de cuál sea el crimen, incluso asesinato. Irán debe respetar sus obligaciones internacionales, dejar de infringir el derecho internacional y reconocer que está mal ejecutar a personas que hayan podido cometer delitos cuando eran menores de edad.”



“La infancia se merece protección y rehabilitación, no la muerte.”



Simpatizantes de Amnistía Internacional protestaban esta tarde por la ejecución, prevista para unas horas antes, de dos jóvenes –Amir Khaleqi y Safar Angooti–, que se enfrentaban a la pena capital a pesar de haber sido condenados por delitos cometidos cuando tenían menos de 18 años. Las ejecuciones de esta índole están prohibidas por el derecho internacional. En este caso, ambas han sido suspendidas durante un mes, según los informes.


Sin embargo, tan sólo la semana pasada, Delara Darabi, mujer iraní de 22 años declarada culpable de un delito presuntamente cometido cuando tenía 17 años, fue ejecutada pese a que en su caso se había dictado una suspensión de la ejecución de dos meses. Su ejecución ha provocado la indignación de la comunidad internacional. En el acto de protesta celebrado hoy, Amnistía Internacional ha depositado azucenas en recuerdo de Delara Darabi a la entrada de la embajada iraní. A Irene Khan y a las decenas de activistas de la organización se ha sumado Alistair Carmichael, presidente del Grupo Parlamentario para la Abolición de la Pena de Muerte, compuesto por todos los partidos del Parlamento británico.