Actuamos por los derechos humanos
en todo el mundo

Buscar

Amnistía Internacional condena el homicidio de un abogado del tribunal y pide más protección para el equipo de defensa

Amnistía Internacional ha instado a las autoridades iraquíes y a la Fuerza Multinacional encabezada por Estados Unidos a que garanticen la protección de todos los integrantes del equipo legal que participan en el juicio del ex presidente Sadam Hussein y otras siete personas. La organización condena enérgicamente el homicidio del abogado iraquí Sa'dun al-Janabi, cuyo cadáver fue descubierto hoy en Bagdad.

 

Sa'dun al-Janabi representaba a 'Awad Hamad al-Bandar al-Sa'dun, ex juez del Tribunal Revolucionario y uno de los siete coprocesados junto con Sadam Hussein en la primera sesión del juicio, celebrada el 19 de octubre. El letrado fue secuestrado de su despacho, en el distrito bagdadí de al-Sha'ab, el 20 de octubre. Según los informes, al menos 12 hombres armados irrumpieron en el despacho a primeras horas de la noche y lo introdujeron a la fuerza en un automóvil. Al parecer, los hombres le pegaron en la cabeza con las culatas de sus rifles. Su cadáver fue encontrado con un disparo en la cabeza en la zona de Ur, en el norte de Bagdad.

 

Amnistía Internacional teme por la seguridad de otros abogados defensores representantes de los ocho acusados que comparecieron el 19 de octubre ante el Tribunal Supremo Iraquí de lo Penal (el que fuera Tribunal Especial Iraquí), así como de los encargados de juzgar o testificar en la causa.

 

"Debe protegerse a acusados, abogados defensores, jueces, fiscales y testigos”, ha dicho Amnistía Internacional. “Es responsabilidad de las autoridades iraquíes y de la Fuerza Multinacional garantizar la seguridad física de estas personas”.

 

Este juicio es muy importante para los iraquíes, ya que marcará la pauta de cómo se brindará justicia a muchas de las víctimas de las graves violaciones de derechos humanos que han asolado Irak en las últimas décadas. Por consiguiente, es fundamental que se desarrolle en las mejores circunstancias. 

 

Información complementaria

El 19 de octubre, el ex presidente Sadam Hussein y otras siete personas comparecieron ante el Tribunal Supremo Iraquí de lo Penal, acusados, entre otros cargos, del homicidio de al menos 140 personas del pueblo de al-Dujail, al nordeste de Bagdad, tras el intento de asesinato del ex presidente cuando visitaba la población en 1982. El juicio se aplazó hasta el 28 de noviembre de 2005 para que los abogados pudieran preparar la defensa y para garantizar que los testigos puedan comparecer ante el tribunal a testificar sin miedo. Amnistía Internacional ha enviado observadores al juicio para establecer si se desarrolla con garantías. 


Véase el comunicado de prensa de Amnistía Internacional del 20 de octubre: http://web.amnesty.org/library/Index/ENGMDE140402005